La información económica de los líderes

Entrevista

L. Garicano: “Parece mentira que un país haga algo tan loco como el brexit”

El economista presentó ayer en València su libro "El contraataque liberal. Entre el vértigo tecnológico y el caos populista"

Luis Garicano acompañado por Javier Andrés, catedrático de economía de la Universitat de València, en el encuentro organizado por la Fundación Cañada Blanch. | E3

El economista y escritor Luis Garicano (Valladolid, 1967) estuvo ayer en València invitado por la Fundación Cañada Blanch para presentar su libro El contraataque liberal. Entre el vértigo tecnológico y el caos populista (Ediciones Península). La obra analiza el peligro que corre en estos momentos la existencia del estado del bienestar tras la crisis, de modo que incluso existe la sensación de estar volviendo a los años 30 del Siglo XX. El nacionalismo de Donald Trump, Tayyip Erdogan en Turquía o Nigel Farage, en Reino Unido e impulsor del brexit son algunos ejemplos de los casos que Garicano repasa en su obra. Por tanto, se trata de una llamada de atención sobre la necesidad de repensar el futuro inmediato.

Antes de realizar la presentación del libro en La Nau, dentro del ciclo de encuentros #LetrasCañadaBanch, Garicano compartió unos minutos con Economía 3.

-El vértigo tecnológico y el caos populista, ¿se pueden considerar los dos grandes hijos de la crisis?

-El vértigo tecnológico responde a un cambio estructural que está sucediendo y se está acelerando; todo el tema de la Inteligencia Artificial, la robotización, etc. El caos populista es en parte hijo de la crisis y en parte hijo de este cambio estructural. La prensa, por ejemplo, ha tenido una crisis y tras ella un cambio estructural que es negativo porque se consumen noticias de forma distinta. En este sentido, la prensa es de los primeros sectores que lo han sentido.

-El caos populista es más obvio que proviene de la crisis, pero el vértigo tecnológico acelera la producción pero también la abarata. Gracias a la digitalización, en términos generales, hace falta menos personal, alguien puede montar una empresa desde su propia habitación…Es una salida pero también tiene sus inconvenientes, a eso me refería al preguntar su vinculación con la crisis.

-Claro, tiene sus inconvenientes en el sentido de que sí que es una causa del populismo. Esta sensación de cambio, sobre todo en el mercado de trabajo, de la ansiedad que muchas personas pueden sentir sobre qué va a pasar con el trabajo en el futuro, acentúa el populismo.

-En la famosa guerra del taxi se junta todo: populismo, nuevas tecnologías…

-Sin duda, tiene mucho que ver con el impacto de las nuevas tecnologías que permiten hacer mucho más eficiente el transporte urbano con unas licencias que se otorgaron cuando esto no se podía ni imaginar.

Garicano

Luis Garicano. | E3

-Existe temor en este año electoral a causa de los populismos.

-Es un momento político con mucha incertidumbre en todo el mundo. La hay en muchas economías de Europa Occidental, en el Reino Unido por el brexit, en Italia, que ha entrado en recesión, en EE.UU. por la guerra comercial, y todo eso contribuye a encarar el año con preocupación. De cara a las elecciones europeas, el riesgo es que el populismo se extienda.

-¿Su diagnóstico es optimista o pesimista?

-Tanto los populistas de izquierda como de derecha buscan acabar con Europa desde dentro, la ven como un enemigo. Hay que dar la batalla en estas elecciones y demostrar que Europa sigue queriendo estar unida, que los ciudadanos así lo quieren.

-En la presentación del libro, se menciona que podemos estar volviendo a los años 30 del siglo pasado. El esquema es muy similar: gran crisis, políticas extremas y, al final, la gran carnicería que todos conocemos. ¿Es real el riesgo de completar el mismo camino?

-Hemos tenido la crisis, tenemos el cambio tecnológico, y efectivamente, hay gente como Torra, por ejemplo, que habla un lenguaje muy incendiario y querría volver a esos años del nacionalismo y del populismo de enfrentamiento. Espero que todos seamos lo suficientemente conscientes, estemos lo suficientemente vacunados, para entender que todo lo que hemos logrado se puede poner en peligro: la paz y la prosperidad que Europa ha alcanzado en estos años. La realidad es que en la Historia de Europa nunca ha habido 70 años de paz. Y eso hay que protegerlo.

-Se nos viene el brexit encima y sin control. ¿Qué consecuencias tendría?

-Los últimos acontecimientos en el Reino Unido, con la decisión del Parlamento de rechazar el acuerdo y exigir cambios en el tratado una vez negociado, son muy preocupantes. Realmente están pidiendo algo que Europa no va a poder hacer, mientras se acerca mucho el 29 de marzo. La situación es muy caótica. Podría ser que el Reino Unido terminara no saliendo, podría ser que se aceptara una nueva versión del acuerdo, pero parece que se han enrocado y no lo van a aceptar. Por tanto, es posible que terminemos con un brexit muy duro y sin acuerdo. Sería extremadamente dañino para el Reino unido, para España y sin duda, también para la Comunitat Valenciana. No sólo por cuestión exportaciones o aranceles, etc, sino también por los intercambios de personas. Muchos británicos viven en la Comunitat, muchos valencianos viven allí, y todos se quedarían en situaciones muy complicadas.

-¿Puede concretar qué es lo peor que podría pasar, con algunos ejemplos?

-Por ejemplo, el Ministerio de Sanidad en el Reino Unido es hoy el mayor comprador de neveras, porque temen quedarse sin suministro de fármacos. Podría haber escasez de todos los bienes, problemas en todo tipo de mercancías…Una situación muy dramática. Es una cosa tan loca que parece mentira que un país se lo pueda hacer a sí mismo, pero no están haciendo lo necesario para evitarlo.

-Y por último, ¿qué es el contraataque liberal?

-Es una reacción al populismo, que reconoce que hay luchar contra él pero también contra sus causas. Hay que entender por qué el populismo ha cogido fuerza y ponerle remedio. 

Suscríbete a nuestra newsletter