Entre los logros y los anhelos presupuestarios

Cortés: “La salud del IVAM es realmente sólida tras 30 años de luces y sombras”

Este año, el Instituto Valenciano de Arte Moderno prevé contar con la mayor exposición retrospectiva hecha en España de Fernand Léger, con 140 obras.

José Miguel Cortés, director del IVAM. | Foto: Efe (Kai Försterling)

El director del Instituto Valenciano de Arte Moderno, José Miguel Cortés, asegura que el estado de salud del museo es “realmente sólido” tras tres décadas “con luces y sombras”, y ha dado un salto cualitativo enorme con exposiciones como la de Joan Miró y la de Fernand Léger, que podrá verse en mayo.

Cortés y su equipo afrontan este año el 30 aniversario del museo con una ambiciosa programación expositiva donde destacan las coproducciones internacionales dedicadas a Léger en colaboración con la Tate Liverpool; la de Jean Dubuffet, junto al MUCEM de Marsella; la de Zineb Sedira, coproducida por el museo Jeu de Paume de París y la Fundación Gulbenkian de Lisboa, y la de Paco Roca.

En una entrevista concedido a la agencia Efe, habla sobre el pasado, el presente y el futuro del que fue el primer museo de titularidad autonómica de arte moderno y contemporáneo, que abrió sus puertas el 18 de febrero de 1989, y del que tomó las riendas hace cuatro años tras la dimisión de su antecesora en el cargo, Consuelo Císcar, investigada, entre otros delitos, por malversación y prevaricación.

Este es “un gran año para el museo porque está siendo capaz de recoger lo mejor del pasado para ir construyendo el futuro”, señala Cortés, quien se convirtió además en el primer director del museo valenciano en ser elegido en un concurso internacional por un jurado de expertos.

Arte Contemporáneo

Fachada del Ivam

Ve “sólido” el estado de salud del museo, con una plantilla insuficiente pero que hace un esfuerzo “muy considerable para que el museo vaya adelante“, y se está abriendo paso en un panorama nacional e internacional “complicado” ante los cambios de los últimos 30 años, para lo cual dice haber contado con el apoyo del Gobierno valenciano.

Análisis y evolución

“Hemos pasado de una situación paupérrima, de hacer exposiciones en 2015 de seis y siete meses, a tres años después, en 2018, permitirnos el lujo de contar, entre muchos otros artistas, con una muestra de Joan Miró“, y este año programar la mayor exposición retrospectiva hecha en España de Fernand Léger, con 140 obras.

Desde 1989 el panorama museístico ha cambiado totalmente, según explica: “Hay más competencia y tienes que afinar y desarrollar un discurso mucho más específico, más concreto, mejor elaborado, para que seas oído y tengas una audiencia y un reconocimiento”.

El IVAM “busca sus raíces en lo local”, su singularidad, sin dejar de pertenecer en ningún momento a una red internacional, con una visión clara vinculada a Europa y al Mediterráneo, con discursos “inclusivos” y reivindicando el papel de la mujer en el arte, señala.

“Si sabes contar una historia, si tienes pasión a la hora de plantearla, si tienes interés y maneras distintas de hacerla llegar al público, el resultado es fascinante“, defiende, y ese es el modelo y el relato que ha seguido en sus cuatro años de gestión de los seis para los que fue nombrado.


El director sostiene que diez años es el periodo indicado para llevar las riendas de los grandes museos

Sobre si considera que este periodo será suficiente para desarrollar su proyecto, responde que “es muy bueno que los grandes museos tengan cierta estabilidad y un cierto tiempo”, y el plazo “ideal” para un museo como el Reina Sofía, el MACBA o el IVAM rondaría los diez años. “Más (tiempo) me parecería un poco excesivo y menos un poco corto”, aunque no desvela si optará a la reelección.

Un 30 aniversario con crítica

Los actos del 30 aniversario se han abierto con dos exposiciones: “1989. El fin del siglo XX” y “Caso de estudio: 1989. IVAM“, para volver a relacionar “lo local con lo global”, desde el proceso de creación del museo a la fecha en que se produjo, que coincidió con acontecimientos tan históricos como la caída del muro de Berlín, las protestas en Tiananmén o la plaga del Sida.

“Hay que continuar profundizando en todo lo que podamos denominar arte moderno, pero paralelamente ampliar nuestras perspectivas y la manera de entender la creación artística a lo que podíamos denominar el museo del siglo XXI“, señala Cortés. E insiste en la ampliación del IVAM con un nuevo edificio que permita avanzar en estas nuevas perspectivas: “No estamos pidiendo nada extraordinario”, asevera al recordar que lo han hecho otros museos como el Reina Sofía y el MACBA.

También lamenta la “insuficiente” partida para el IVAM en los Presupuestos estatales para 2019 y considera que el ministro de Cultura “se ha equivocado”, aunque se atribuye parte de culpa: “Igual es que no hemos sabido explicar bien la importancia” del 30 aniversario.

Suscríbete a nuestra newsletter