El Frob pagará 500 millones a CaixaBank por quedarse con el Banco de València

Archivado en: 

Jaime Ponce, presidente del Frob

El Frob, el fondo de rescate español, calcula que tendrá que pagar aún unos 500 millones de euros a CaixaBank en los próximos años por las garantías que concedió para que la entidad adquiriera en subasta, por el precio simbólico de un euro, el Banco de Valencia.

Sólo en 2019 el fondo cree que tendrá que desembolsar unos 55 millones de euros, que se suman a los 37 millones asumidos en 2017, según ha explicado su, Jaime Ponce, durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso.

El Frob inyectó, en números redondos, unos 59.000 millones a las entidades financieras y ofreció garantías a KutxaBank, por adquirir CajaSur, y a CaixaBank, por Banco de Valencia, por un importe máximo conjunto de 2.500 millones.

En el caso de la caja andaluza comprada por el grupo vasco, el Estado acabó cubriendo el riesgo máximo asumido, 392 millones.

A pesar de las preguntas de los diputados, Ponce ha declinado vaticinar cuánto acabará costando el rescate financiero a España, y ha valorado que el Gobierno haya alargado hasta finales de 2021 el plazo para privatizar Bankia, participada en un 61 % por el Estado, por su baja cotización bursátil.

El Frob obtuvo 1.304 millones por la venta de un 7,5 % de Bankia en febrero de 2014 y 818 millones por la colocación de otro 7 % del capital del banco en diciembre de 2017, a los que hay que sumar 961 millones en dividendos.

Sobre Sareb, el denominado “banco malo”, participado igualmente por el Estado, Ponce ha considerado que sigue siendo necesaria “prudencia” sobre las estimaciones de negocio por la elevada incertidumbre que afecta a la compañía.

Preguntado por el derivado con el que Sareb intentó protegerse de las subidas del euríbor que luego no se produjeron, Ponce cifró en unos 1.700 millones el coste financiero para la compañía. EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter