La información económica de los líderes

El gobernador del Banco de España recomienda la reforma del sistema de pensiones y la financiación autonómica

Hernández de Cos duda que se alcance la recaudación fiscal prevista en los PGE

El gobernador del Banco de España, Hernández de Cos, no se mostró hoy muy optimista con el proyecto de PGE que defiende el gobierno. En su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso, Hernández de Cos puso en duda la recaudación fiscal calculada por el Ministerio de Hacienda y las estimaciones del déficit. También se mostró cauto sobre el efecto del SMI en la creación de empleo.

Durante su comparecencia ante la comisión, Pablo Hernández de Cos rebajo la previsión de déficit del banco supervisor de hace sólo un mes, cuando consideraba que a final de año alcanzaría el 2,4%. Ahora corrige el cálculo y estima que se quedará en el 2% del PIB, lejos de todas formas de la previsión del gobierno que lo fija en el 1,3%.

El Banco de España tampoco descarta revisar a la baja las previsiones de crecimiento, tras incorporar el impacto de las medidas fiscales incluidas en los presupuestos.


El  Banco de España duda de alcanzar la recaudación prevista por IVA y los nuevos impuestos digitales y de transacciones financieras


Hernández de Cos ve difícil alcanzar el 1,3% de déficit por el riesgo de no alcanzar la recaudación fiscal prevista, especialmente en lo que se refiere al IVA. Si no se alcanzase el objetivo de déficit también repercutiría en el proceso de reducción de deuda, que sería inferior a lo calculado.

La previsión recaudatoria del Gobierno que prevé ingresar un 8,2% más en impuestos y cotizaciones sociales, está sujeto a “riesgos a la baja significativos”, según su opinión.

De hecho, el Banco de España calcula que el aumento de la recaudación será el 5,6% en lugar del 6,9% que espera el Gobierno. Otro asunto que tampoco genera confianza es el impacto de los nuevos impuestos por servicios digitales o el de transacciones financieras, cuya recaudación está sujeta a “un elevado grado de incertidumbre”.


La subida del SMI afectará a la creación de empleo


También ha advertido el gobernador que la subida del SMI puede tener un efecto moderador en la creación de empleo. El Banco de España calcula que el número de ocupados crecerá un 1,6% anual, lo que dejaría la tasa de paro en torno al 14% a final de año.

Hernández de Cos ha avisado del incremento significativo del gasto público en pensiones, sanidad y cuidados de larga duración derivado del aumento sustancial en la tasa de dependencia.

Ha explicado que en caso del sistema de pensiones, los Presupuestos de 2018 y de 2019 han supuesto una “relajación” en la puesta en marcha de mecanismos que permitían contrarrestar de manera significativa el gasto derivado por el envejecimiento de la población.


El gobernador también recomienda la reforma de las pensiones y de la financiación de las comunidades autónomas


La indexación de las pensiones al IPC supondrá un aumento adicional del gasto superior a 3 puntos porcentuales del PIB en 2050.

Ha considerado que garantizar la sostenibilidad financiera del sistema público de pensiones “requerirá medidas adicionales por el lado de los ingresos o el de los gastos, o de ambos, que compensen esta carga adicional”, por lo que sería necesario establecer un plan de medio plazo para no obstaculizar el crecimiento económico.

También ha abogado por revisar el sistema de financiación autonómico con el objetivo de implicar a las administraciones territoriales.

Hernández de Cos ha subrayado la importancia de “aprovechar” el actual contexto económico favorable para culminar el proceso de consolidación fiscal y crear márgenes presupuestarios que afronten futuras recesiones.

El gobernador  ha sido tajante al abogar por un programa a medio plazo para disminuir la deuda pública, ya que un nivel elevado durante un tiempo prologado puede tener efectos negativos sobre el crecimiento económico.

En cuanto a crecimiento del PIB, el Banco de España mantiene el 2,2% frente al 2,5% del pasado año, y justifica esta desaceleración en el débil crecimiento de la economía internacional.EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter