La información económica de los líderes

Participan 793 expositores procedentes de 36 países

Arranca Cevisama con la incertidumbre del impacto del “brexit” en la cerámica

La patronal Ascer confía en que las novedades de producto del sector tengan éxito en el principal escaparate internacional de la industria azulejera

Presentación de Cevisama.

La 37ª edición de Cevisama arranca en la Feria Valencia con 793 firmas expositoras de 36 países, en una edición que llega en medio de la incertidumbre que genera el “brexit” en el sector azulejero nacional, que tiene en Castellón un importante “clúster”. Por ello, desde la patronal Ascer se confía en que el certamen “sea fructífero,  porque este salón internacional es nuestro mejor escaparate”.

El presidente de la patronal, Vicente Nomdedeu, considera que la falta de certidumbre sobre el futuro del Reino Unido, a partir del “brexit”, “es un gran problema. Y es que el panorama a medio y largo plazo no es halagüeño para la industria azulejera en un “mercado muy bueno que perderemos en favor de los productos asiáticos, de procedencia china e india, principalmente”, recordó.

Nomdedeu indicó que, “si bien a corto plazo se prevé que haya un incremento de las ventas de cerámica en Reino Unido, por la necesidad de atender la demanda más inmediata y amortizar la inversión, la patronal ya se sitúa en el peor escenario posible con la pérdida de un mercado que es estratégico para numerosas empresas”. Pese a ello, como indicó en la presentación de Cevisama, “confía aún que la futura salida británica de Europa pueda ser reversible o que los acuerdos permitan un entorno favorable a la industria cerámica española”.

En paralelo, se recuerda desde la patronal que el mercado estadounidense, que no ha parado de crecer en los últimos tres años, es el segundo mayor cliente de la cerámica española solo superado por Francia, aunque va camino de convertirse en el principal mercado en un sorpasso que no tardará en llegar.

Otra de las amenazas es la aparición del vinilo, pese a que Ascer resalta que la calidad del material cerámico es mejor y es un activo. Pese a ello, la expansión del vinilos y sus usos representan actualmente una de las principales amenazas para el sector azulejero, lo que ha obligado a realizar una campaña de comunicación en los países destinatarios de la cerámica para resaltar las ventajas de este materia.

Nondedeu recordó en la presentación de Cevisama que “en los años de crisis, los productos fáciles de colocar lo han tenido mejor que nosotros”, por lo que apuesta por reforzar y potenciar la formación de colocadores, cuya práctica gana cada día en complejidad, su número se reduce, pero cada vez son más efectivos en su papel como prescriptores del producto. “La cerámica requiere de una buena colocación ya que las reclamaciones, por lo general, no suelen venir por el producto, sino por cómo se ha colocado“, reitera.

En ese contexto, desde la patronal esperan que “sea un certamen fructífero en el que haya una positiva afluencia de clientes y en el que las novedades de producto encuentren éxito”. Destacando que “las empresas trabajan muy duramente y con mucha ilusión para mostrar su mejor versión en Cevisama, que es, en definitiva, nuestro mejor escaparate”.

Asimismo, desde Ascer, se resalta que “para nuestras empresas esta es una de las principales citas anuales por lo que están volcando todos sus esfuerzos para que tengo unos resultados positivos, tanto en visitantes como -lo más importante- en cifra de negocio”.

Esta edición de Cevisama, que concluye el 1 de febrero, será inaugurada por la ministra de Industria, Reyes Maroto, como avanzaron el presidente y la directora de Cevisama, Manuel Rubert y Carmen Álvarez.

La oferta expositiva ocupará 120.000 metros cuadrados, que acogerán la oferta de los 793 expositores participantes, un 10% más que en 2017. De ellos, 542 son firmas españolas y 251 son marcas extranjeras de un total de 36 países.

Suscríbete a nuestra newsletter