La información económica de los líderes

El estudio "Resiliencia de las Comunidades Autónomas" recoge que aún faltan más de 200.000 puestos de trabajo para recuperar el nivel de empleo de hace una década

Los efectos de la crisis en la economía valenciana superan la media española

La Comunitat Valenciana se queda en el grupo de regiones más perjudicadas por la crisis

Archivado en: 

La intensidad de la reciente crisis ha sido mayor en la Comunitat Valenciana tanto en términos de PIB como de empleo, concluye el estudio “Resiliencia de las Comunidades Autónomas” elaborado por el Ivie para la Asociación Valenciana de Empresarios. Una de las causas de esta brecha, señala el Instituto Valenciano de Estudios Económicos, es la infrafinanciación que padece la autonomía.

El informe señala que aunque en 2018 se ha logrado recuperar el PIB por habitante anterior a la crisis, ha aumentado la distancia que nos separa de la media nacional. La recuperación no ha sido igual para todos.

Otro dato es el del empleo que el pasado año fue un 10% inferior al de una década antes, mientras que la media nacional se sitúa en el 6,5%.

crisisEl informe añade que las perspectivas para 2019 y 2020 son de desaceleración en el ritmo de crecimiento del PIB, lo que puede afectar al proceso de convergencia del PIB per cápita de la Comunitat Valenciana con la media nacional.

La intensidad de la crisis y la recuperación posterior es muy desigual por regiones, ya que tres lograron recuperar el PIB cápita de antes de la crisis en 2016, cinco en 2017, cuatro en 2018, mientras que cinco aún no lo han conseguido.

Tanto la intensidad de la crisis como de la posterior recuperación es muy desigualdad en las comunidades autónomas españolas, resalta el informe del Ivie que apunta a Asturias y la Comunitat Valenciana las más afectadas por la caída del PIB. En el extremo opuesto, Madrid que presenta un PIB real un 10% superior al de 2008.

La crisis, prosigue el informe, implicó la destrucción de 3,5 millones de empleos. El balance neto desde 2008 es una pérdida de 1,4 millones de puestos de trabajo.

Ninguna región ha sido capaz de recuperar el nivel de empleo previo a la crisis. Las que están más cerca de conseguirlo son Canarias, Baleares y Madrid.

Por el contrario, Asturias ha sido la comunidad más duramente castigada, con un 14,2% de menor empleo. La Comunitat Valenciana todavía tendría que recuperar 219.000 puestos de trabajos para igualar el empleo de 2008.

Desde el punto de vista del bienestar material por habitante, fue en 2017 cuando España recuperó el nivel de PIB per cápita real anterior a la crisis, y lo superó en un 2,6% en 2018.

En términos del valor del PIB per cápita, en la actualidad la Comunitat Valenciana es un 11,6% más pobre que la media española, con el sexto puesto entre las comunidades con menor PIB per cápita, por delante de Extremadura, Andalucía, Castilla La Mancha, Canarias y Murcia.

El informe indica que la destrucción de empleo provocó una subida de la productividad. En el caso de la Comunitat Valenciana el registro es que ha ganado un 11,6% respecto a 2008, pero es un 4,6% inferior a la media española, el mismo porcentaje que hace una década, lo que la aleja de las regiones más productivas: País Vasco, Madrid y Navarra.

Las recomendaciones del Ivie para cerrar esta brecha son:

• Aumentar la competitividad de nuestra economía, lo que exige un incremento de la productividad del trabajo, que es un 4,6% inferior a la de España.

• Mejorar la productividad y acortar la distancia que nos separa de España en variables determinantes como: esfuerzo en I+D+i, capital humano, infraestructuras, internacionalización de las empresas, etc.

• El apoyo de las administraciones públicas incentivando la inversión en las variables que afectan a la productividad. Este apoyo solo será posible si se corrige el problema de infrafinanciación que sigue padeciendo la Comunitat Valenciana.

Suscríbete a nuestra newsletter