La información económica de los líderes

El objetivo es reequilibrar la concentración de empresas innovadoras y reducir la brecha digital

La CE plantea apoyar los hubs tecnológicos de València y Bilbao

Londres casi triplica la concentración de empresas innovadoras de su inmediata seguidora, París

Archivado en: 

La Marina de València, hub tecnológico de la ciudad

Un informe de la Comisión Europea alerta de que la brecha tecnológica es cada vez mayor entre las grandes ciudades de cada país de la Unión Europea y el resto del territorio. La CE plantea potenciar hubs tecnológicos secundarios que, en el caso de España, corresponderían a València y Bilbao.

El informe StartupCity Hubs in Europe   ha sido realizado para la Comisión Europea por la fundación Mind The Bridge. Su director general, Alberto Onetti, ha señalado que “la innovación europea está concentrada en unos 50 núcleos principales, mientras el resto de las ciudades (que venían siendo la médula de la economía tradicional europea) afrontan el riesgo de ser crecientemente marginalizadas”.

El dato más esclarecedor del informe es que 48 ciudades europeas abanderan la innovación en todo el continente.

Para medir cómo se reparte el ‘talento startup’ en las distintas regiones el informe ha contabilizado que existen 476 ciudades de Europa con presencia de al menos una startup que ha conseguido una capitalización de al menos un millón de dólares (scaleup).

De esas 476 ciudades, según el informe, son tan solo 48 (como máximo una o dos por país) las que dominan el panorama innovador. Estas 48 ciudades son consideradas por la Comisión Europea ‘Top StartupCity Hubs’ porque acumulan la mayor concentración de ‘scaleups’ en sus países respectivos.

En el caso español, Barcelona y Madrid concentran el 85% de las ‘scaleups’ españolas —125 en Barcelona y 93 en Madrid— y el 95% del capital.

Si se compara la población que poseen estas 48 ciudades y su contribución al PIB europeo, la asimetría entre el capital y la innovación generada por estas ciudades es aún más llamativa: solo representan al 14% de la población del continente y su contribución al PIB es del 34%.

En toda Europa, se repite la desigualdad entre metrópoli y el resto de las ciudades. Copenhague absorbe el 70% de las ‘scaleups’ y el 85% del capital de Dinamarca. En Francia, París ejerce el mismo dominio sobre el resto de municipios: acumula 72% de las ‘scaleups’ y 80% del capital.

Alemania es el país del grupo de cabeza que logra un mayor reparto entre sus diversas localidades: Berlín se queda con el mayor pedazo del pastel, pero la desproporción es sensiblemente menor que en otras grandes metrópolis (54% de ‘scaleups’ y 66% de capital).

A este desequilibrio entre las ciudades líder y las demás, hay que sumarle un segundo abismo: el que separa a los países de la Unión entre sí. Según este informe, Londres cuenta con más del doble de ‘scaleups’ que su inmediata perseguidora, París: 1.153 frente a 487.

¿La solución? Este estudio apunta a la potenciación de una serie de ‘ciudades-startup’ de “segunda línea”. Promover a estas urbes permitiría aliviar el creciente desequilibrio y expandir la innovación por los países, creando redes en lugar de nodos. Las principales candidatas para España, según una clasificación incluida en el estudio, son Valencia y Bilbao.

El informe concluye que una porción relevante (33%) de las ‘scaleups’ europeas sigue diseminada entre diversas ciudades. Su papel y potencial en la innovación y el desarrollo local no debería ser ignorado, por lo que se deberían apoyar y conectar estos núcleos secundarios a través de iniciativas como la StartupCity Europe Partnership.

Suscríbete a nuestra newsletter