La Unió de Llauradors pedirá a las agencias de seguridad alimentaria de España y la UE la paralización de las importaciones

El cultivo de cítricos sudafricanos usa 50 fitosanitarios prohibidos en Europa

Mañana jueves Bruselas será el escenario de las reivindicaciones del sector citrícola español que reclaman la cláusula de salvaguardia frente a las importaciones de cítricos sudafricanos. Unas reivindicaciones que incluyen la denuncia del uso en los cultivos australes de fitosanitarios prohibidos en la UE.

Por ello, La Unió de Llauradors propone la suspensión de la importación de cítricos de Sudáfrica hasta que se restrinja el uso de productos fitosanitarios en ese país que están prohibidos en la Unión Europea.

Según un primer estudio realizado por la organización agraria, hasta más de medio centenar de materias activas de productos fitosanitarios prohibidas en la Unión Europea se pueden utilizar en el cultivo de cítricos en Sudáfrica. Entre ellos se encuentra el paraquat, un herbicida que con las dosis adecuadas afecta al tracto gastrointestinal, riñón, hígado, corazón y otros órganos. También se encuentra el metil azinfos, un insecticida altamente tóxico que está prohibido por la Unión Europea desde 2006.

La Unió denuncia que el uso de esas sustancias permite producir cítricos con menores costes de cultivo que a los agricultores europeos, lo que, a su juicio, supone “un claro agravio comparativo y discriminación para los agricultores valencianos y un perjuicio para los consumidores”.

La Unió trasladará ahora a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) el contenido del informe que recoge los graves perjuicios que supone permitir importaciones de cítricos de Sudáfrica para los consumidores europeos, por los riesgos en la cadena alimentaria que puede suponer la utilización de estos productos fitosanitarios prohibidos en la Unión Europea.

Suscríbete a nuestra newsletter