La información económica de los líderes

Mesa de Debate Deloitte y Economía 3: el nuevo liderazgo empresarial

Las empresas que fomenten el liderazgo inclusivo no perderán a sus profesionales

Los asistentes reclaman un nuevo enfoque para el liderazgo que permita a los equipos sentir que son tratados con igualdad de oportunidades

De izquierda a derecha: Ricardo Díaz (Deloitte), Guillermina Cano (Consum), Pedro Saiz (Power Electronics), Cristina Goñi (Grupo Sorolla), Amalia Gil (Deloitte) y Andreu Miquel (IVI-RMA) | Imagen: Vicente A. Jiménez

Deloitte y Economía 3 reunieron, el pasado diciembre, a los responsables de los departamento de Recursos Humanos de Consum (Guillermina Cano), Grupo Sorolla (Cristina Goñi), IVI-RMA (Andreu Miquel) y Power Electronics (Pedro Saiz), para analizar con ellos las características diferenciales y nivel de implantación entre las empresas líderes de la Comunitat, del llamado ‘liderazgo inclusivo’, un modelo de gestión del talento para captar y fidelizar a los mejores profesionales. Deloitte estuvo representado en la sesión por Ricardo Díaz, socio de Consultoría en la firma dentro del área de Human Capital, y Amalia Gil, directora de Consultoría.

Ricardo Diaz (Deloitte). El tema de reflexión que os proponemos para esta mesa se centra en la necesidad de que las empresas desarrollen un modelo de liderazgo inclusivo, en línea con la evolución que se está produciendo en la sociedad: diversidad de los mercados que las empresas atienden, diversidad de clientes, diversidad de modelos de negocio y diversidad de talento.
Hace falta un nuevo enfoque del liderazgo, que permita a los equipos sentir que son tratados con justicia, respeto e igualdad de oportunidades; que se les reconozca y se aprecie su aportación individual y la singularidad de cada persona; y sobre todo, un enfoque capaz de generar confianza y un ambiente que favorezca la expresión de ideas. Que cada uno aporte lo mejor de sí mismo con libertad y con confianza de que sus ideas son recogidas y valoradas.

No es solo una cuestión de género, raza o religión, sino de ideas y actitudes. O eres tolerante, comprensivo y asumes estas nuevas realidades o va a ser difícil desempeñar un papel de líder efectivo en el corto plazo.

Amalia Gil (Deloitte). Es la evolución del entorno lo que nos lleva al liderazgo inclusivo. El problema de la diversidad no es nuevo, pero la conciencia sobre la importancia de la diversidad sí es reciente. No estamos hablando solo de diversidad de género, sino de la diversidad como concepto que es necesario integrar: diversidad de edades, de procedencias, etc. Nuestra sociedad es cada vez más heterogénea y hay que transformar el modelo de liderazgo.

Por eso, un entorno inclusivo en la organización es el único que propicia que la gente dé lo mejor de sí misma. Si una persona no se siente identificada y reconocida en un entorno, no aportará porque tiene miedo o porque cree que no se valorará su opinión. Hay, pues, una gran responsabilidad del líder, para generar ese entorno en el que a la gente se le escuche y pueda opinar independientemente de su origen, género, religión, edad, ideas…


Conoce todo el contenido:

Suscríbete a nuestra newsletter