I Convenio Colectivo de Empleados de Fincas Urbanas

Las empresas multiservicios alertan de la pérdida de trabajos y el cierre de pymes

La patronal de empresas multiservicios apunta que es "inviable" asumir los salarios "desmesurados" que establece el convenio de empleados de fincas

Según señalan las empresas multiservicios, las comunidades de vecinos deberán asumir los costes adicionales que impone el convenio.

La recién constituida Asociación de Empresarios y Empresas Multiservicios (AEEM) de la Comunitat Valenciana alerta que la aplicación del I Convenio Colectivo de Empleados/as de Fincas Urbanas supondría la pérdida de puestos de trabajo y el cierre de pymes valencianas del sector. “El convenio, tal y como está redactado, representaría una debacle para las empresas“, lamenta Ramón Muñiz, presidente de AEEM, quien explica que “es inviable económicamente asumir un convenio con salarios desmesurados“.

El nuevo convenio colectivo de Empleado/as de Fincas Urbanas firmado por Intersindical, CCOO PV, UGT PV y la Asociación de Propietarios y Comunidades de Propietarios de las Provincias de València y Castellón establece un nuevo marco regulador para el sector que tendrá una vigencia de cuatro años (2018-2021). El acuerdo contempla, además de los clásicos conserjes y porteros, la existencia de personal de oficios varios como personal de limpieza, socorristas, jardineros y garajistas, a los que se les aplicarán sus respectivos convenios sectoriales.

Salarios por encima de los 2.000 euros mensuales

El convenio, que afectaría a unos 2.600 trabajadores del sector, establece según AEEM unos salarios mensuales de más de 2.000 euros, lo que en palabras de Muñiz, “es inviable y muchos clientes van a optar por cerrar el servicio y esto acarreará la pérdida de muchos puestos de trabajo y el cierre de empresas“. Añade, a su vez, que “existen grandes corporaciones con convenios propios cuyos salarios son menores que podrían hacerse con muchos de estos servicios, en perjuicio de las empresas valencianas“.

En este sentido, la asociación de empresas multiservicios, que cuenta con 23 empresas asociadas, señala que la mayoría de empresas del sector son pequeñas y medianas empresas, que oscilane entre los 25 y los 250 trabajadores. Apuntan que las actividades principales que desarrollan tienen que ver con la limpieza, el mantenimiento de instalaciones o conserjería. Además indican que la media de edad del personal que contratan ronda los 52 años.

Aumentan los costes para las comunidades de vecinos

Según expone un informe elaborado por la AEEM, se incrementarían, con la aplicación del convenio, los costes de las comunidades de vecinos que contraten este tipo de servicios con empresas multiservicios. De este modo, como apunta el estudio, una comunidad de propietarios con 200 vecinos y diversas instalaciones tales como jardín, piscina, 5 patios… tendría que pagar entre 3.641 y 4.352 euros por trabajador contratado según el tipo de servicios que este preste. Esto supondría según el informe un aumento de entre el 250% y el 300% de los costes laborales asumidos por los clientes y comunidades de vecinos.

Costes laborales que nuestros clientes no van a poder pagar y que conllevará a la reducción de puestos de trabajo, pérdida de empleo directo e indirecto y el cierre de pymes“, señala Ramón Muíz. Según expresan las empresas multiservicios se producirá una reducción de plantillas de un 75% de los trabajadores, una destrucción de empleo que afectaría según los datos de AEEM a cerca de 2.000 trabajadores tan solo en la provincia de València.


Según AEEM se destruirían 2.000 empleos en la provincia de València


Señalan que ante las “gravísimas” repercusiones que va a tener la aplicación del convenio es necesario entablar un diálogo con los distintos sindicatos para “la búsqueda de mejorar el sector y la calidad de vida de los trabajadores“. Según apuntan desde AEEM la aplicación del convenio nace “viciada” al aplicarse a trabajadores de empresas multiservicios “sin que, por parte de las mismas, se haya podido aportar su opinión“.

Creemos que, por parte de los sindicatos, ha habido buena intención intentando regular la actividad por medio del convenio, pero no se han tenido en cuenta muchos factores que hacen inviable la aplicación del mismo“, explica Muñiz, quien añade que “en la actualidad no hablamos de un proceso de negociación. Por ahora vamos a tener unos primeros contactos para presentarnos e informarles de cómo funciona el sector y cual es la realidad del mismo y sobre todo, las repercusiones negativas de dicho convenio“.

Concluye que “lo único que hemos trasladado hasta ahora ha sido calma y que impere el sentido común. Están en juego muchos puestos de trabajo y la viabilidad de pymes valencianas que se van a ver obligadas a cerrar“.

La aplicación del convenio de empleados/as de fincas urbanas se retrasó a las empresas multiservicios hasta el 1 de julio de este año. El próximo 25 de enero, los sindicatos mantendrán una reunión con la AEEM para tratar la aplicación del convenio.

Suscríbete a nuestra newsletter