La información económica de los líderes

El acuerdo no supone el intercambio de participaciones accionariales

Volkswagen y Ford se alían en el sector de vehículos comerciales ligeros

Ambas compañías prevén conseguir con esta colaboración en furgonetas y Pickups "una mejora del resultado operativo antes de impuestos anual" a partir de 2023

A la derecha, Herbert Diess, CEO de Volkswagen con Jim Hackett, CEO de Ford

El fabricante automovilístico alemán Volkswagen y el estadounidense Ford han acordado una alianza en vehículos comerciales ligeros y estudian una colaboración en eléctricos, la conducción autónoma y servicios de movilidad.

El primer proyecto común que liderarán ambas compañías será el desarrollo de una Pick-up mediana para el mercado global a partir de 2022. Continuará el desarrollo de furgonetas para el mercado europeo, según han informado los consejeros delegados de Volkswagen y Ford, Herbert Diess y Jim Hackett, respectivamente.

El grupo Volkswagen y Ford prevén conseguir con esta colaboración en furgonetas y Pickups “una mejora del resultado operativo antes de impuestos anual” a partir de 2023. “La alianza permite el uso de las respectivas fuerzas para aumentar más la capacidad competitiva y la fuerza innovadora y servir mejor a los clientes”, han considerado ambas compañías.

Además, el acuerdo permite “inversiones comunes en arquitecturas del vehículo”, pero no supone el intercambio de participaciones accionariales.

El grupo Volkswagen y Ford han firmado un memorando de entendimiento para estudiar colaborar en otras áreas como los eléctricos, la conducción autónoma y los servicios de movilidad. Por ello, han empezado a tantear las posibilidades de colaboración en esas áreas y están abiertas a tomar en consideración programas de vehículos juntos.

“Con el paso del tiempo la colaboración ayudará a ambas empresas a lograr valor añadido y corresponder las exigencias de los clientes y las expectativas de la sociedad”, ha explicado Hackett.

Diess ha añadido que “Volkswagen y Ford utilizarán juntos sus recursos, fuerza innovadora y posiciones de mercado complementarias para servir mejor a millones de clientes de todo el mundo”.

“Para Volkswagen, esta alianza es un pilar importante para mejorar nuestra competitividad”, ha declarado su presidente. Además, será dirigida por un equipo de ejecutivos común procedentes de ambas compañías, que serán dirigidos por los propios consejeros delegados Hackett y Diess.

En el Salón de Detroit, Diess ha dicho también que los eléctricos de Volkswagen los podrán pagar millones de personas, no solo los millonarios y ha recordado que VW es líder de mercado en Europa y China y “Ford es uno de los principales jugadores en los EE.UU.“.

“Nuestra alianza en vehículos comerciales ligeros crea el jugador más fuerte en este segmento y encaja con nuestra estrategia global de unir fuerzas con socios fuertes para asuntos específicos”, ha incidido Diess.

Por su parte, Volkswagen ya anunció el lunes una inversión de 700 millones de euros (800 millones de dólares) para producir vehículos eléctricos en su fábrica de Chattanooga (Tennessee) a partir de 2022, factoría que se convertirá en su base en Norteamérica para la producción de eléctricos donde creará 1.000 empleos y otros más sin cuantificar en otras empresas suministradoras.

La compañía quiere hacer el vehículo eléctrico popular y se ha embarcado en la mayor ofensiva de eléctricos en la industria automovilística, por lo que en los próximos años, la marca VW lanzará más de 20 vehículos eléctricos completamente.

El primero de ellos será el modelo compacto ID. 1, que comenzará a producirse en la fábrica alemana de Zwickau a partir de finales de 2019.

En 2025, la marca Volkswagen quiere vender, al menos, un millón de eléctricos al año en todo el mundo y para ello va a desarrollar más fábricas para eléctricos que se basarán en la nueva plataforma modular (MEB) en Emden, Hanover, Dresden, en Alemania, y en Mlada Boleslav, en la República Checa.

El mercado chino será suministrado con la producción de las fábricas Anting y Foshan.

La marca invertirá  11.000 millones de euros en tecnologías orientadas al futuro hasta el 2023, cantidad que incluye 9.000 millones de euros en eléctricos. El primer eléctrico que saldrá de la cadena de producción de Chattanooga será el todocamino ID. CROZZ1.

Volkswagen también ofrecerá el ID.BUZZ1 en Norteamérica, una nueva interpretación de su legendaria furgoneta. (EFE)

Suscríbete a nuestra newsletter