La información económica de los líderes

Comunitat Valenciana y Cataluña piden la regionalización de las ayudas para mejorar su eficiacia

La negociación de la PAC deberá contemplar la agricultura mediterránea

Cebrián solicitará informes para conocer el impacto económico y medioambiental del acuerdo citrícola con Sudáfrica

Archivado en: 

Cataluña y la Comunitat Valenciana harán frente común en la negociación de la PAC para defender los intereses de la agricultura y la pesca, “desde una visión mediterránea”.

Las conselleras Elena Cebrián y Teresa Jordá defenderán esta visión común ante las reformas previstas por la PAC y el modelo de pesca de arrastre.

Cebrián ha reiterado la defensa de la singularidad mediterránea ante la futura reforma de la PAC prevista para el periodo 2021-2027, “asumiendo que la nuestra es una agricultura abierta, acostumbrada a competir en los mercados internacionales y que la actual PAC no se adapta a nuestra estructura agraria y ha perjudicado el sector”.

Regionalizar los fondos

Por ello, ambas autonomías coinciden en reclamar la regionalización de los fondos y que los planes estratégicos reflejen las particularidades y necesidades propias, con el objetivo de poder hacer una gestión más eficiente y eficaz de las ayudas.

También han coincidido en constatar que en política pesquera “nos encontramos a las puertas de un cambio histórico en el modelo de gestión de la pesca de arrastre basado en la limitación de los días de pesca anuales, así como otras medidas técnicas y de conservación adicionales”.

Comunitat Valenciana y Cataluña representan el 70% del total de la flota de arrastre en el Mediterráneo. Ambas consellerias son partidarias de mantener las embarcaciones actuales. evitando la pérdida de más flota y compensando la posible reducción de pesca mediante mejoras en la comercialización.


Se pedirán estudios para evaluar el impacto económico y medioambiental sobre el sector citrícola del acuerdo comercial con Sudáfrica


En relación a la crisis de precios del sector citrícola provocada, en parte, por el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y algunos países de la África Meridional, las conselleras se han comprometido a pedir estudios para conocer el impacto económico y medioambiental de este acuerdo comercial sobre el sector citrícola, la posibilidad de activar una cláusula de salvaguardia y solicitar medidas compensatorias para los productores.

En materia de sanidad vegetal, se ha anunciado un frente común de las dos conselleria para pedir soluciones para combatir el picudo en las palmeras, ya que en 2019 quedarán prohibidos los productos fitosanitarios autorizados hasta ahora para luchar contra esta plaga.

Suscríbete a nuestra newsletter