La información económica de los líderes

La compañía anuncia la apertura de negociaciones con los sindicatos

Almussafes queda a salvo de las primeras medidas anunciadas por Ford

La cartera de modelos se simplificará e incluirá la motorización eléctrica en todos ellos

Archivado en: 

Ford ha anunciado a través de un comunicado emitido por su central europea en Colonia una reestructuración laboral de su organización productiva en Europa. Entre las cuatro medidas claves anunciadas, no se cita ninguna que afecte a la factoría de Almussafes.

Según la empresa, ya ha comenzado consultas formales con los sindicatos para implementar “una estrategia de transformación integral dirigida a fortalecer la marca Ford y crear un negocio rentable en Europa”.

Medidas anunciadas 

Las acciones clave que ya están en marcha incluyen el cierre el próximo agosto de la planta francesa de Burdeos que fabrica transmisiones automáticas.

La empresa negocia con los sindicatos dejar de fabricar el C-Max en la planta de Saarlouis de Alemania.

En el segundo trimestre del año decidirá una importante reestructuración de Ford Sollers, la empresa conjunta que mantiene en Rusia.

También asegura que planea consolidar la sede en el Reino Unido, así como la de Ford Credit Europe y el centro técnico.

Rentabilidad a corto plazo

La previsible reducción de empleos forma parte de la estrategia de Ford para adaptarse al cambio de uso y exigencias de los vehículos:”Ofrecer vehículos inteligentes para un mundo inteligente, vehículos diferenciados diseñados para crear una conexión más profunda con los clientes de Ford”, señala el comunicado.
 
De hecho, la compañía estudia cambiar la oferta de modelos, adaptándola a los segmentos más rentables y estudia igualmente los mercados de menor rendimiento.

Según ha manifestado Steven Armstrong, vicepresidente y presidente del grupo para Europa, Medio Oriente y África, “invertiremos en los vehículos, servicios, segmentos y mercados que mejor apoyen un negocio rentable a largo plazo”.

Para mejorar la rentabilidad, Ford se plantea reducir la complejidad de productos, optimizando las configuraciones de vehículos más rentables y aumentando su producción. En este sentido, el estudio contempla tres segmentos: comerciales, de pasajeros e importaciones.

En el caso de los vehículos comerciales, se trata de mantener el liderazgo de una línea altamente rentable. El 25% de los vehículos comerciales que se venden en Europa pertenecen a la marca. En este segmento, la compañía se plantea reforzar Ford Otosan, la empresa conjunta que tiene con Wolkswagen.

En vehículos de pasajeros, la estrategia es centrarse en la calidad, la inclusión de tecnología con vehículos deportivos y progresivos, incluyendo motorizaciones eléctricas y, en algunos modelos, híbridas.

Suscríbete a nuestra newsletter