La información económica de los líderes

Rodrigo Rato culpa de la caída de Bankia al Banco de España y el Gobierno

Insistió en que tanto la fusión como la salida a bolsa estuvo propiciada por el miedo provocado por la crisis griega y la intervención en Irlanda

Rodrigo Rato ha sido el acusado que ha roto el fuego en las declaraciones ante el tribunal que juzga la salida a bolsa de Bankia. Su ex presidente ha declarado en la Audiencia Nacional que la fusión y la salida a bolsa no fueron una “decisión empresarial, sino legal” y derivó la responsabilidad tanto al Banco de España como al Gobierno.

Sobre el debut bursátil de Bankia en julio de 2011, Rato ha explicado que estaban “en manos del regulador y de la ley”, y ha indicado que tuvieron que llevar a cabo la operación en plazos “muy cortos”, ya que el Banco de España ponía de fecha límite el mes de septiembre.

También responsabilizó al Gobierno que a principios de 2011 pidió a las cajas que, aseguró, captaran capital por el grave deterioro que estaban sufriendo los mercados a cuenta “primero de la crisis griega, y después del rescate de Irlanda”.

Rato ha recordado que el que fuera presidente de la CNMV, Julio Segura, negó ante el Congreso de los Diputados que Bankia tuviera problemas especiales en el momento de salir a bolsa. Incluso subrayó que la cotización se comportó mejor que el resto del sector bancario en los siete meses posteriores.

En el interrogatorio, Rodrigo Rato ha reconocido que Bankia mantuvo contactos con al menos dos fondos de inversión estadounidenses, como opción a que entraran en el capital de la entidad y evitar así la salida a Bolsa, pero exigían fuertes descuentos que hacían inviable la operación.

El peso de Bancaja

Carmen Launa, la fiscal, ha centrado su interrogatorio en la situación del Banco de València, entidad controlada por Bancaja, y cómo pudo afectar al grupo BFA-Bankia.

El ex ministro, muy beligerante con las preguntas de la fiscalía, ha repetido que el Banco de València no formaba parte de la fusión. En este sentido, la jueza que preside el tribunal, Ángela Murillo, aparta de la causa la documentación nueva referente a la extinta entidad bancaria.

Además, Rodrigo Rato ha insistido en la legalidad de su gestión y aseguró el Banco de España tenia perfecto conocimiento de “las tripas” del nuevo grupo, puesto que tenía quince personas en él.

Añadió que la integración fue diseñada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria. Por otro lado, ha defendido que las provisiones para posibles deterioros ascendían a 13.000 millones, una cantidad muy superior a los 6.300 millones sugeridos por el Banco de España. “Me alegré -declaró- de no haber seguido sus instrucciones por única vez”.  EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter