La información económica de los líderes

Investindustrial lanza una opa sobre el fabricante de chocolate valenciano Natra

El grupo Investindustrial lanza una opa sobre el 100 % de Natra, empresa valenciana dedicada a la fabricación de productos de chocolate, por un importe máximo de 142,48 millones de euros.

Investindustrial, propiedad de la familia italiana Bonomi y con participaciones en empresas como Aston Martin, Port Aventura o Recoletos, ha ofrecido 90 céntimos por cada acción y 900 euros por cada obligación convertible de Natra.

La compañía española, con sede en Quart de Poblet (Valencia) y una facturación superior a los 370 millones de euros en 2017, está centrada en la elaboración de productos de chocolate y derivados del cacao, cuenta con 6 centros de producción, vende a 92 países y se enfoca tanto en marca blanca como en abastecer a otras compañías de alimentación.

Natra registró durante los nueve primeros meses de 2018 un beneficio neto de 12,3 millones de euros, en contraste con los 6,4 millones de euros de pérdidas con los que cerró el pasado ejercicio.

La oferta de Investindustrial -que actualmente no está presente en el accionariado de la compañía chocolatera- se lanzará exclusivamente en España a través de la sociedad luxemburguesa World Confectionary Group y tiene carácter voluntario.

El precio ofrecido es un 1,1 % inferior al que cerraron los títulos de Natra ayer miércoles 2 de enero, pero un 2,8 % superior a la media a la que cotizó durante el ejercicio 2018 (87 céntimos) y exactamente el doble de lo que se pagaba por ellos hace justo un año (45 céntimos).

Además, el comprador ha precisado que su intención es, tras hacerse con el control de Natra, sacar la empresa de la bolsa; hasta ahora cotizaba en el mercado continuo en Madrid y València.

Según se desprende de la información facilitada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Investindustrial ya ha llegado a un acuerdo con los propietarios de obligaciones equivalentes -una vez convertidas en acciones- al 57,58 % del capital social.

Concretamente, ha pactado la operación con Deutsche Bank (propietario de obligaciones equivalentes al 22 % del capital), los fondos Kington (18,6 %) y Sherston (14,5 %), así como con el Banco Sabadell (9,24 %).

De hecho, una de las condiciones del comprador es conseguir al menos 91,16 millones de acciones, equivalentes al 57,58 % de los derechos de voto, que en principio ya tiene garantizado gracias a este acuerdo.

En los registros de la CNMV, como principal accionista de Natra figura Manuel Moreno Tarazona, antiguo presidente de la firma, quien controla el 9,96 % de los títulos a través de la sociedad Carafal Investment.

Nada más comenzar la sesión bursátil de hoy, el regulador ha decidido suspender la cotización de las acciones de Natra a la espera de que se divulgara información relevante sobre la entidad. No obstante, la CNMV ha decidido levantar con efectos de las 11.45 horas dicha suspensión.

Últimos resultados de la compañía

Natra obtuvo un beneficio neto ajustado de 10,4 millones de euros de enero a septiembre de 2018, frente a las pérdidas ajustadas de 0,6 millones del mismo periodo del año anterior.

El resultado neto del periodo fue de 12,3 millones de euros al incluir el impacto de la participación de Natra en los Laboratorios Reig Jofré –resultado de la fusión con Natraceutical–.

El Ebitda ajustado creció un 52%, hasta los 27,1 millones de euros; mientras que la deuda financiera neta se redujo en 15,4 millones respecto a septiembre de 2017. Según  la compañía, la liquidez disponible excede en 16,9 millones sus necesidades operativas.

No obstante, la empresa terminó 2017 con 6,4 millones de euros de pérdidas, cifra que subía a 9,9 millones una vez contabilizados los gastos ajustados del ejercicio, aún así por debajo de los 12,2 millones en negativo de un año antes.

Si bien, en 2018, la compañía prevé cerrar con un beneficio neto de 23,8 millones de euros -gracias sobre todo a una cuestión fiscal- y espera crecer en ventas un 24 % de aquí a 2023, hasta alcanzar una facturación de unos 476 millones de euros. Así se desprende de la estimación de resultados del actual ejercicio y del plan estratégico 2019-2023, documentos enviados a la CNMV.

Fuentes de la compañía han explicado a la agencia EFE que los resultados del último año se han visto alterados positivamente por el gasto derivado del impuesto de sociedades, que en este caso supondrá el reconocimiento de ingresos en positivo en 2018.

“Este efecto no se dará en el futuro, ya que lo normal es que este importe de gastos por impuesto de sociedades tenga signo negativo y no positivo como este ejercicio”, han precisado.

Natra calcula que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situará por encima de los 36 millones de euros a cierre de 2018, lo que supondría una mejora superior al 60 % respecto a 2017.

El Ebitda se situará en torno a los 37 millones en 2019 y a los 50 millones en 2023.

La deuda neta cerrará 2018 en 131 millones de euros aproximadamente.

Las ventas brutas, por su parte, acabarán 2018 en el entorno de los 382 millones de euros, un 1,5 % por debajo de lo esperado inicialmente, pero un 2 % mejor que el dato del año anterior.

De acuerdo con su plan estratégico, el volumen de ingresos ascenderá a unos 419 millones en 2019 (+9 %) y a cerca de 476 millones en 2023 (+24 %).

En las líneas a seguir en el ámbito del negocio -que separa entre la producción dirigida al consumidor a través de marca blanca y la venta de productos a otras empresas-, desde Natra han apuntado que pretenden otorgar a la innovación un papel clave en su crecimiento, sobre todo para mejorar los márgenes de rentabilidad, para lo que se priorizará la apuesta por productos “premium”.

Suscríbete a nuestra newsletter