La información económica de los líderes

La entidad bonifica los créditos a las promociones con certificado de sostenibilidad medioambiental

Bankia financió en 2018 al negocio promotor con 450 millones de euros

Bankia ha formalizado operaciones por 450 millones de euros durante el primer año de actividad tras su vuelta al negocio promotor, una vez que concluyeron las limitaciones que le impuso la Comisión Europea.

En el ejercicio, la entidad ha firmado operaciones de financiación con promotoras inmobiliarias de primer nivel. Fruto de esta actividad, ha formalizado operaciones para desarrollos en Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Baleares para financiar la construcción de 2.200 viviendas.

Durante el año 2018 Bankia ha duplicado las expectativas que la entidad se planteó para el primer año de vuelta a esta actividad.

“En Bankia estamos satisfechos con esta evolución y la buena acogida del sector promotor a nuestra vuelta a la actividad de financiación, lo que nos hace encarar con optimismo el ejercicio de 2019”, afirma el director de Promotores, Alberto Manrique.

Dirección de Promotores
Bankia creó la Dirección de Promotores a finales del año 2017, dependiente de la Dirección General Adjunta de Banca de Negocios, para acometer la financiación al sector promotor inmobiliario tras la finalización de las limitaciones impuestas por el plan de restructuración de la entidad del año 2012.

La nueva Dirección es responsable de desarrollar la financiación al negocio promotor en un momento de repunte del ciclo. “En esta nueva etapa, Bankia está desarrollando la actividad de acuerdo a los nuevos estándares de prudencia del sector inmobiliario, lo que incluye la exigencia de grados de comercialización adecuados y el control exhaustivo del desarrollo de los proyectos”, comenta Manrique.

Certificado de sostenibilidad
Una de las iniciativas desarrolladas por Bankia en su primer año de actividad ha sido el desarrollo del préstamo promotor subrogable a préstamo verde que contempla bonificaciones del precio de los créditos a los compradores de viviendas de promociones que cuenten con certificado de sostenibilidad medioambiental.

Este producto beneficia tanto a las empresas promotoras como, sobre todo, al comprador final de las viviendas, ya que el préstamo promotor será subrogable, con bonificación, a hipotecas minoristas para aquellos que finalmente adquieran las viviendas.

El interés aplicado estará en función de la calidad crediticia de la empresa promotora, pero en todo caso será entre 0,10 y 0,20 puntos inferior al que correspondería si el proyecto no contase con certificado de construcción medioambiental.

Suscríbete a nuestra newsletter