Estudio del Instituto de Auditores Internos de España

La igualdad entre sexos, nuevo objetivo de las empresas europeas en 2019

Según un informe del Banco Mundial, cada año se pagan 1,5 trillones de dólares en sobornos, lo que supone el 2 % del PIB mundial

Las empresas europeas han situado por primera vez la lucha contra la desigualdad profesional entre sexos como una de sus prioridades de trabajo para 2019, una consecuencia directa de la presión social que ejerció el movimiento #MeToo, según un estudio del Instituto de Auditores Internos de España.

Este informe, elaborado junto a los institutos de ocho países europeos y que recoge la información aportada por 300 directores de auditoría interna, considera que la alta dirección y el consejo “deberían tomarse muy en serio” la discriminación en todas sus formas y la brecha salarial entre géneros. El documento recuerda que la discriminación y la desigualdad profesional han cobrado una nueva dimensión gracias al movimiento #MeToo y al papel clave que han jugado las redes sociales para agitar las conciencias en todo el mundo.

Según los datos que aportan los auditores en el estudio, el 28 % de las mujeres reconoce haber sido víctimas de comentarios sexuales sobre su cuerpo o su ropa, y el 35 % ha escuchado frases de ese tipo sobre otras mujeres en su lugar de trabajo. Además, para el 66 % de los encuestados uno de los cinco principales riesgos que encaran las empresas es la ciberseguridad, un factor que puede causar daños de hasta 6 trillones de dólares en 2021 a nivel mundial.

El estudio cita los datos de Ponemon Institute según los cuales el 56 % de las empresas tuvieron brechas de seguridad en 2017 causadas por algún proveedor, un 6% más que el año anterior.

Otro de los frentes en el que tienen que trabajar las compañías es adaptarse al Reglamento Europeo de Protección de Datos que, pese a su entrada en vigor en mayo pasado, todavía no está plenamente incorporado en algunas organizaciones.

En concreto, sólo el 27 % de los negocios de la Unión Europea reportó que cumplía con la normativa un mes después de su implantación, según datos de TrustArc, compañía especializada en seguridad tecnológica. Sin embargo, el 74 % espera haber concluido la adaptación a finales de este año y el 93 % cree que lo hará antes de finales de 2019.

El documento también cita el riesgo de cumplimiento con políticas antisoborno y anticorrupción como una de las mayores amenazas y resalta que, aunque este punto no es nuevo, ha cobrado importancia debido a las reformas legislativas o la repercusión mediática, entre otros. Según un informe del Banco Mundial que citan los auditores, cada año se pagan 1,5 trillones de dólares en sobornos, lo que supone el 2 % del PIB mundial.

Por otra parte, la principal preocupación para el 75 % de los consejeros, de acuerdo con datos de EisnerAmper, son los daños reputacionales y en el valor de marca debido, en muchas ocasiones, a una mala gestión de la comunicación con los clientes.

Por último, tres de cada diez directores de auditoría interna considera que la ética ambiental y social y la sostenibilidad serán también focos de atención de las empresas

Suscríbete a nuestra newsletter