La información económica de los líderes

La conselleria de Sanidad subirá el salario a más de 18.000 empleados

Tras un acuerdo con los sindicatos, se reconoce el derecho a percibir el complemento de carrera y/o desarrollo profesional

Archivado en: 

Más de 18.000 empleados de la conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública verán incrementado su salario a través del reconocimiento del derecho a percibir el complemento de carrera y/o desarrollo profesional, según se ha acordado este jueves en la Mesa Sectorial de Sanidad.

En la reunión se han aprobado los tres decretos que regulan el sistema de carrera y desarrollo profesional para todo el personal de la institución, con el voto favorable de CESMCV y la abstención de UGT, según informa la conselleria.

El acuerdo reconoce el derecho del personal fijo de poder convertir su tiempo trabajado en distintas categorías en el grado de mayor nivel, y en el caso de la progresión en el desarrollo profesional para los grupos C1 y C2 de la función administrativa se computará como si lo fuera en el C1.

Mediante una tabla de conversión se podrá ponderar el tiempo trabajado y convertirlo en el cómputo para el reconocimiento del grado y desarrollo profesional de mayor nivel retributivo.

El acceso a la carrera o desarrollo tiene carácter voluntario, su reconocimiento es individualizado y se realizará mediante la evaluación objetiva y reglada del empleado, y la conselleria establecerá acuerdos con los consorcios hospitalarios para garantizar la homologación del grado o desarrollo profesional de todos los trabajadores.

Se reconoce el derecho de los trabajadores

La directora general de Recursos Humanos, Carmen López, ha señalado que la conselleria “ha antepuesto el derecho de los empleados y empleadas a obtener el reconocimiento a su carrera y desarrollo profesional ante el posicionamiento adoptado por los sindicatos en la Mesa Sectorial“.

Por su parte, el CESM ha señalado en un comunicado que a partir de 2019 se abonará la carrera profesional a los interinos de Sanidad, una las reivindicaciones históricas del sindicato médico, gracias a la “capacidad negociadora y a que los médicos se han negado a realizar intervenciones quirúrgicas a precios de saldo“.

En la práctica, según el CESM, el incremento medio de las retribuciones ha sido de un 52,8%, pero en algunas patologías incluso se ha duplicado el precio previsto inicialmente, pues las intervenciones sobre el aparato lagrimal se han incrementado un 150%, las amigdalectomías un 131% o las desviaciones del tabique nasal un 100%.

El CESM indica que se pone fin a una situación “muy discriminatoria para unos profesionales que realizan una labor fundamental” y se acaba con “la judicialización” que las reivindicaciones sobre este asunto habían provocado en los últimos años. EFE

Suscríbete a nuestra newsletter