La información económica de los líderes

La Comunitat Valenciana es la segunda con mayor venta de falsificaciones

Confecomerç CV, Avacu y la Generalitat alertan del auge de la venta ilegal en navidad y los perjuicios que supone para comerciantes y consumidores

El vicepresidente de Confecomerç, Rafael Torres (c), junto a la Secretaria Autonómica de Economía Sostenible, Blanca Marín y el presidente de Avacu, Fernando Móner(i). |E3

Se acerca la navidad y con ella la época de las compras y los regalos. Muchos comercios valencianos quieren mejorar sus ventas durante este periodo, sin embargo, según alertaron ayer Confecomerç CV, la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) y la Generalitat, se espera un repunte en el consumo de falsificaciones durante las navidades que puede afectar a los establecimientos y añaden que la Comunitat Valenciana es la segunda autonomía con mayor venta de productos ilegales.

Nos preocupa el auge de la venta ilegal y el grave problema que supone“, ha expresado Rafael Torres, vicepresidente de Confecomerç CV. Desde la patronal de comercio señalan que estas prácticas repercuten negativamente con pérdidas, destrucción de empleo y una competencia desleal que afecta al comercio.

Por comunidades autónomas, según se desprende de datos del Ministerio del Interior correspondientes al año 2016, Andalucía es la región donde más falsificaciones se han incautado 407.492, seguida de la Comunitat Valenciana 380.622 productos. Además, cabe destacar que España es el segundo país de la Unión Europea por detrás de Italia de mayor comercialización de objetos falsificados.

La secretaria autonómica de Economía Sostenible, Blanca Marín, ha resaltado la repercusión que los productos ilegales generan sobre comercio legal. Ha explicado que el daño que generan las falsificaciones en España se estima en un 9,3% de las ventas, y más de 40.000 empleos perdidos y un coste de 133 euros por habitante, lo que nos sitúa ligeramente por encima de la media de la Unión Europea.

Existe una tendencia positiva hacia el consumo ilegal, sobre todo entre jóvenes“, ha señalado Marín quien expone que la motivación principal para adquirir falsificaciones es su bajo coste, así como la facilidad de acceso a estos productos y la baja estigmatización de estas prácticas.

Ha resaltado, a su vez, las iniciativas impulsadas por parte del Ministerio de establecer acciones para combatir la piratería como la constitución de una Mesa contra el Intrusismo, el impulso de campañas de concienciación, y otras medidas encaminadas a erradicar la venta ilegal como la reforma de la Ley de Marca.

Dejación de funciones y falta de coordinación

El vicepresidente de Confecomerç ha explicado que el problema de los manteros no es lo más grave, pero es “lo más visible“. Y ha señalado al respecto que existe una “cierta dejación de funciones” por parte de la policía para atajar esta problemática y evitar estas prácticas. “Se trata de un colectivo desfavorecido pero la solución no es permitirles realizar una actividad ilegal“, apunta Torres quien añade que las actuaciones y discursos de ciertos responsables políticos -en referencia a Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad- “agravan el problema“.

Pese a ello, el vicepresidente de la patronal de comercio ha destacado su último encuentro con el Subdelegado del Gobierno, José Roberto González Cachorro, y con representantes de la Policía Nacional y Local, donde se adoptaron acuerdos como la intervención en los espacios urbanos de la Policía Local y también de la Nacional, reforzando así la efectividad de las unidades en las calles para poder erradicar estos negocios ilícito.

Avacu alerta del peligro para los consumidores de las falsificaciones

Por su parte, el presidente de Avacu-Cecu, Fernando Móner ha asegurado que los consumidores están ante una “desprotección total“, por lo que se hace necesario combatir la comercialización de falsificaciones, “muchos de los cuales suponen un grave riesgo para la salud e incluso un peligro para los más jóvenes

Móner ejemplifica este riesgo para los consumidores y expone el caso de una partida de dentífricos falsos que contenían anticongelante de coches y que fue incautada por la Policía Nacional este mismo mes. “Hay que concienciar y sensibilizar a los consumidores sobre el riesgo de estos productos“, señala el presidente de Avacu.

Respecto a los manteros, ha señalado que solo alimentan a las mafias y los grandes delincuentes que “son el verdadero problema“. Apunta a la necesidad de reforzar el control en aduanas para frenar la entrada de estos productos en Europa.

Por último, Móner señala que la adquisición de falsificaciones está en auge, por lo que ha resaltado la necesidad de prevenir, controlar y poner freno a la comercialización de productos falsificados, que se realiza a través de nuevos canales emergentes, como el del comercio electrónico. “La venta por internet representa un daño igual e incluso mayor que el físico“, concluye el presidente de Avacu.

Suscríbete a nuestra newsletter