La información económica de los líderes

El sistema se ha probado en Alicante, Madrid y Barcelona

Pronto será posible pagar “por la cara” con la aplicación de Banco Sabadell

Banco Sabadell ha lanzado una prueba piloto para que el cliente pueda pagar “por la cara”. Se trata de una iniciativa de la Dirección de Innovación Tecnológica de la entidad financiera que utiliza un sistema de reconocimiento facial para agilizar el proceso de pago.

El objetivo es reducir el tiempo del proceso de pago y hacerlo sin depender de ningún dispositivo. Tal y como explicaba el director de Innovación Tecnológica de Sabadell, Alfonso Ayuso, “no hacen falta ni tarjetas, ni teléfono móvil, algo que un cliente acostumbrado a sistemas de pago cada vez más intuitivos y naturales agradece, sobre todo porque eso supone una reducción del tiempo en el proceso de pago y, por tanto, de las colas en los comercios”.

Para poder utilizar el sistema, el usuario no necesita descargarse ninguna aplicación. Solo deberá realizar un proceso de inscripción a través de un ordenador de sobremesa o un dispositivo móvil que cuente con una cámara frontal.

Durante el proceso, el usuario deberá aceptar los términos y condiciones e introducir los datos necesarios, tales como su nombre e información de contacto. A continuación, el usuario seguirá con el proceso de registro de su cara en el que, mediante la grabación de imágenes, se creará un patrón biométrico de su cara. Un patrón que evolucionará con el tiempo y que distingue alteraciones en la fisonomía de una persona, como por ejemplo el maquillaje, el uso de gafas u otros accesorios y el afeitado.


Alicante ha sido una de las ciudades, junto a Madrid y Sant Cugat, que ha probado el sistema de pago


Este sistema de pago permite a los comercios obtener una serie de datos muy interesantes sobre los hábitos y comportamientos de compra. Además, abre un potencial canal de comunicación directa con el cliente, en el que los comercios podrían ofrecer información específica, siempre y cuando se cuente con el consentimiento previo del cliente.

La prueba piloto, en la que han participado más de 200 personas, empezó el día 11 de este mes en las cafeterías de los centros corporativos de Banco Sabadell en Sant Cugat, en Madrid y en Alicante, y se prevé que finalice en enero de 2019, momento en el que se diseñará el plan de despliegue.

Suscríbete a nuestra newsletter