Asicval acusa a la proliferación de pisos turísticos del aumento del alquiler

La asociación de inmobiliarias considera que la tarificación que propone consellería es bienintencionada, pero insuficiente

La Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (Asicval), que agrupa a 124 agencias, considera que el paquete de medidas anunciadas por el Consell para prevenir una burbuja del alquiler supone “una iniciativa bienintecionada, pero insuficiente“.

La presidenta de la asociación, Nora García Donet, ha considerado que la aplicación de deducciones en el tramo autonómico del IRPF a los propietarios de pisos en alquiler que respeten los precios fijados para las zonas en las que más han subido las rentas constituye “un proyecto interesante pero parcial”, pues “trata de paliar las consecuencias sin trabajar las causas”.

García Donet ha reclamado a la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio que “antes de adoptar medidas que puedan afectar a los intereses de pequeños propietarios, como lo es la limitación de precios por muy bonificada que esté, estudie en profundidad las causas del aumento de los alquileres en algunas zonas de la Comunitat”.

Para Asicval, dicho incremento es consecuencia, sobre todo, de “la proliferación de alojamientos turísticos operados por terceros, en muchas ocasiones de manera irregular”, que “está perjudicando tanto a los inquilinos tradicionales, como a los vecinos de sus comunidades, al sector hotelero y a los profesionales de la intermediación inmobiliaria”.

García Donet reclama una estrategia combinada que, además de la bonificación de los arrendamientos que se atengan a los precios de referencia, mejore la fiscalidad de los alquileres para propietarios e inquilinos, independientemente de la zona en que se ubique la vivienda; combata con mayor eficacia los alquileres turísticos irregulares, especialmente en las zonas tensionadas; e incremente también las garantías para los pequeños propietarios no societarios.

En cualquier caso, descartó la fijación obligatoria de precios, objetivo final anunciado por la consellera, María José Salvador, pues “podría suponer la retirada de pisos del mercado de alquiler” y, con ello, “acabar consiguiendo el efecto contrario al deseado”.

Suscríbete a nuestra newsletter