La información económica de los líderes

Convocados en Castellón por la Plataforma por la Dignidad del Agricultor

Miles de personas se concentran de 19 municipios en defensa del sector citrícola

Reclaman medidas urgentes para preservar la citricultura y contra el tratado de libre comercio con los países del África meridional

Concentración ante el Ayuntamiento de Vila-real.

Miles de personas de 19 municipios de Castellón se concentraron anoche a las puertas de sus ayuntamientos para reivindicar medidas de preservación del sector citrícola afectado por la crisis y la competencia externa. Las concentraciones, convocadas por la Plataforma por la Dignidad del Agricultor, han contado con el apoyo de las asociaciones profesionales, los consistorios y de la Diputación de Castelló.

La reivindicación estaba convocada por la Plataforma que agrupa localidades de Nules, Burriana, la Vilavella, Vila-real, Castellón de la Plana, Onda, Almassora, Moncofa, Betxí, la Llosa, Almenara, Xilxes, la Vall d’Uixó, les Alqueries, Fepac-Asaja, el Grupo Intercoop, la Asociación Local de Agricultores de Nules, el Sindicato Central de Aguas del Río Mijares y la Asociación de Pozos de Riego de la Provincia de Castellón.

Los municipios en los que se produjeron las concentraciones fueron Castellón, Vila-real, Burriana, Almassora, Nules, la Vall, Onda, la Vilavella, Moncofa, Betxí, Almenara, Xilxes, la Llosa, les Alqueries, Artana, Torreblanca, Vinaròs, Benicarló y Castellnovo, todos de la provincia de Castelló. A ellos se sumaron Benifairó de la Valldigna, Algemesí, Bellreguard, Xeresa, Xeraco, Tabernes de Valldigna y Potries, de la provincia de Valencia, y Alcanar, de la vecina Tarragona.

En esas concentraciones, en las que se leyeron manifiestos de defensa del sector, los agricultores apuntan la necesidad de una modificación urgente del tratado de libre comercio firmado por la Unión Europea y seis países de la Comunidad de Países de África Meridional, que contempla una reducción progresiva de los aranceles a las naranjas importadas del 16 de octubre al 30 de noviembre, un periodo en el que los campos valencianos están en plena campaña de comercialización.

El sector reclama que se adopten las medidas necesarias tendentes a la defensa fitosanitaria de los cítricos europeos, establecer a las producciones de países terceros una reciprocidad, en cuanto a requisitos de todo tipo exigidos a las producciones comunitarias, que garanticen la seguridad alimentaria de los consumidores; la defensa de las normas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, que permita garantizar los derechos de los productores agrarios ante la distribución.

El portavoz de la plataforma, César Estañol, valoró positivamente la respuesta ciudadana a la convocatoria, porque en menos de una semana “logramos doblar el número de municipios convocantes, pues en un principio estaba limitado a los 14 que formamos la plataforma”.

Los partidos políticos también se dejaron ver en algunas localidades, así mientras el PP provincial, con el vicepresidente de la Diputación de Castelló, Vicent Sales,  se sumó a la concentración de Castellón, donde también estuvo la alcaldesa, Amparo Marco, la ejecutiva provincial del PSPV, con su secretario general, Errnest Blanch al frente participó en la de Alqueries, junto al secretario de la Unió de Llauradors, Carles Peris.

Ayer mismo, los plenos de la Diputación y del Ayuntamiento de Vila-real aprobaron sendas declaraciones institucionales en defensa del sector. Éstas no serán las últimas puesto que son varios los ayuntamientos que han anunciado que harán lo propio.

La citricultura es un sector importante para la economía provincial porque genera 60.000 empleos, tanto en el campo como en los almacenes y las empresas comercializadoras. La citricultura tiene una extensión de 36.7198 hectáreas en Castellón.

Suscríbete a nuestra newsletter