S. Gómez: “No es defendible la pérdida de viviendas sociales en Benimaclet”

La socialista defiende la viabilidad del PAI de Benimaclet que contempla la construcción de 1.345 viviendas

Archivado en: 

La portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de València, Sandra Gómez, ha apostado por mantener la edificabilidad del PAI de Benimaclet, que contempla 1.345 viviendas nuevas, para garantizar pisos de protección oficial y sociales, a las que reserva un 30 % y un 10 %, respectivamente.

Gómez se ha pronunciado en estos términos sobre la petición de reducir la edificabilidad de este proyecto, que ha provocado el rechazo de algunos movimientos vecinales y generado discrepancias entre los socios de gobierno (Compromís, PSPV y València en Comú).

Según un comunicado del PSPV, Gómez ha recordado que el proyecto incluye las peticiones de los vecinos que recogió el Ayuntamiento en un proceso participativo ratificado por el pleno municipal y ha advertido de que sacrificar edificabilidad “no sería gratis”, ya que se perderían 137 viviendas públicas y sociales.

“No es defendible desde la izquierda la pérdida de viviendas sociales y públicas”, ha apuntado para advertir de que el acceso a la vivienda es “uno de los principales problemas que preocupan a las familias trabajadoras”.

El PAI contempla la construcción de 1.345 viviendas, de las que 403 (el 30 %) serán de protección pública y 134 (10 %) de vivienda para colectivos con más problemas de acceso como personas mayores, jóvenes o familias con rentas bajas.

“La reducción a un máximo de 1.000 viviendas supondría la pérdida de 103 viviendas de protección oficial y 34 viviendas sociales”, ha puntualizado Gómez, candidata del PSPV a la alcaldía de València.

Según la socialista, la permeabilidad del barrio con la huerta está asegurada con el gran jardín central y los huertos urbanos, con la disposición de los edificios, de entre ocho y doce alturas acorde con los edificios existentes, perpendiculares a la ronda (norte) para no frenar la brisa y no constituir una barrera.

Respecto a los edificios de los extremos, Gómez ha indicado que “pueden tener entre diez y treinta alturas, por lo que no tienen que ser necesariamente de treinta”. Y en cuanto a la reducción de costes de urbanización, ha explicado que la avenida Valladolid no se prolonga como estaba prevista, pero sí de manera peatonal. Además, ha explicado que los viales que no se ejecuten no suponen un ahorro, ya que ese mismo terreno será otra cosa, como jardines, y los costes de urbanización de un jardín por metro cuadrado son superiores a los de un vial.

“No se puede prever a cuánto ascendería una posible indemnización por eliminar ese 25 % de edificabilidad, ya que eso lo determinaría un juez”, ha indicado Gómez, quien ha afirmado que “nadie ha expuesto cuál es la ventaja de este cambio”.

Así, ha hecho hincapié en que “no hay nada que favorezca menos a la izquierda y a las familias trabajadoras que las empresa se lleven una indemnización por no hacer nada” y ha alertadode que la mejor fórmula para que vuelva la derecha es generar miedo, polarización, tensión y que esta ciudad quede paralizada.

Suscríbete a nuestra newsletter