El MIT premia la prótesis vaginal de impresión 3D desarrollada por la UMH

Archivado en: 

Maribel Acién y Miguel Sánchez reciben el Premio Cantabria del MIT por mejorar la calidad de vida de las personas

El MIT ha premiado el proyecto Paciena Prosthesis desarrollado por el Hospital Sant Joan de Alicante, Fisabio y la UMH. Se trata de una prótesis que simplifica y mejora la cirugía neovaginal.

Paciena Prosthesis ha sido reconocido con el Premio Cantabria Labs al proyecto con mayor potencial para mejorar la calidad de vida de las personas. La prótesis permite el tratamiento quirúrgico de los casos de disforia de género y de mutilación genital femenina.

El trabajo premiado consiste en el desarrollo de prótesis optimizadas para su aplicación en técnicas quirúrgicas neovaginales (de reconstrucción de vaginas), realizadas mediante tecnologías de diseño paramétrico e impresión 3D. La prótesis ha sido desarrollada por un equipo multidisciplinar, compuesto por ginecólogos e ingenieros, comandados por la ginecóloga del Hospital de Sant Joan d’Alacant y profesora de la UMH María Isabel Acién, investigadora principal del proyecto, y por el director del Departamento de Ingeniería Mecánica y Energía de la UMH, Miguel Sánchez.

El proyecto Paciena Prosthesis fue uno de los 14 seleccionados en todo el mundo, relacionados con tecnologías biomédicas, para participar en la Tercera Edición del Programa de Mentorización Internacional IDEA2 Global, promovido por el MIT, en colaboración con la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud de España (Fipse).

Este programa se inició el 31 de mayo en Boston (EE.UU.) y se ha desarrollado a lo largo de seis meses, durante los que los distintos equipos han recibido orientación y asesoramiento por parte de profesores y expertos del MIT, con el objetivo de que los proyectos puedan avanzar y convertirse en viables, con potencial real de impactar en el cuidado de la salud y llegar a los pacientes.

Según han explicado los investigadores, “la prótesis desarrollada simplifica y mejora los resultados de la cirugía neovaginal, ya que se fabrica en un material que favorece la epitelización, el crecimiento de tejido en la zona, sin necesidad de utilizar injertos de la piel del paciente, algo que puede provocar hasta un 40% de complicaciones. Además, los tiempos hospitalarios se reducen y permite el alta precoz”.

Asimismo, la prótesis es más cómoda de llevar, debido a su ligereza y diseño anatómico, y permite un inicio de las relaciones sexuales más precoz frente a otras opciones disponibles hasta ahora. Ya se ha desarrollado un estudio clínico piloto, con ocho pacientes intervenidas de la Comunitat Valenciana y Murcia, entre los 17 y 26 años, que ha arrojado resultados satisfactorios que confirman sus ventajas. Actualmente, este equipo trabaja en la obtención de las autorizaciones pertinentes para su uso, tanto en Europa como en Estados Unidos, lo que supondrá poner la prótesis en el mercado en un corto plazo de tiempo.

Suscríbete a nuestra newsletter