La información económica de los líderes

El grupo de gobierno llevará al pleno una Declaración Institucional

La Diputación de Castelló sale en defensa del sector citrícola provincial

El sector, que genera 60.000 empleos en Castellón, denuncia la competencia de los cítricos procedentes de Sudáfrica y piden al Gobierno que actúe ya

La Diputación defiende al sector cítricola como elemento clave en la economía provincial.

Una Declaración Institucional en el próximo pleno del 18 de diciembre marcará el compromiso de la Diputación de Castelló con el sector citrícola. Un sector que genera 60.000 empleos en la provincia y que se encuentra ahora en plena campaña de recogida de la fruta y afronta los problemas de la competencia de los cítricos sudafricanos, algo que denuncian las organizaciones profesionales.

El equipo de gobierno de la corporación provincial ha registrado hoy su propuesta e iniciará contactos con las cuatro fuerzas políticas restantes con representación en la institución para cerrar ese documento que llega en momentos difíciles para el sector.

El portavoz y vicepresidente primero de la Diputación, Vicent Sales, indicó que buscamos “defender nuestro patrimonio citrícola, un sector que es emblema de nuestra tierra e identidad de nuestras raíces”.Y añade que “nos sentimos muy orgullosos de cómo la citricultura es parte fundamental de nuestra cultura, de nuestra identidad, y debemos defender sus intereses para que siga siendo una de las fuentes de empleo y de riqueza más importantes de la provincia”.

El documento resultante abordará la problemática del sector citrícola “clave en la economía provincial”, a fin de concitar el apoyo unánime de los grupos políticos para, desde la Diputación, mostrar “el apoyo y defensa de todas las medidas encaminadas a proteger y respaldar al sector citrícola castellonense ante la problemática que están sufriendo sus intereses”.

El grupo de gobierno de la Diputación considera que la citricultura es un sector que “ha dicho mucho en nuestro pasado y que tiene mucho que decir en nuestro futuro”. Es un sector  importante de Castellón, de su cultura y de su economía, además de  como fuente de ingresos y de generación de empleo. Por ello, “desde las administraciones públicas tenemos que seguir luchando para hacer la citricultura más competitiva, defiende Sales.

La reacción de la Diputación llega en un momento en el que el sector pide la implicación del Ministerio de Agricultura para que aplique la cláusula de salvaguarda del tratado con Sudáfrica, con el objetivo de que las naranjas que lleguen del hemisferio sur lo hagan “en las mismas condiciones fitosanitarias y laborales” que las que se producen en España.

El tratado con Sudáfrica es uno de los problemes a los que se enfrenta el sector citrícola castellonense, que ve como los supermercado se nutren de clementines de ese país. Por ello, las dos organizaciones profesionales del sector, Unió y Fepac-Asaja piden al Gobierno que intervenga.

El problema ha movido también al Consell a crear una mesa de trabajo para poner en común las opciones y medidas a aplicar, entre las que está la cláusula de salvaguarda.

Actualmente está en marcha la campaña citrícola que genera alrededor de 60.000 puestos de trabajo en la provincia de Castellón, tanto en el campo como en los almacenes y comercializadoras. Además, el cultivo de cítricos supone una extensión aproximada de 36.718 hectáreas del total de las 50.586 hectáreas de cultivo de regadío provinciales.

Suscríbete a nuestra newsletter