La información económica de los líderes

Los sectores del automóvil, la cerámica y los cítricos tiemblan ante el brexit

Las relaciones comerciales de la Comunitat con el Reino Unido se han visto más afectadas que en el conjunto de la economía española

Archivado en: 

La salida inminente del Reino Unido de la Unión Europea suma y suma incertidumbre a un escenario que podría afectar de pleno a las exportaciones y las importaciones de las empresas de la Comunitat Valenciana si el acuerdo de transición ordenada no prospera.

El 60% de las empresas de la Comunitat exportan al Reino Unido y de enero a julio de 2018 estas ingresaron un total de 1.514 millones de euros. La victoria del brexit en el referéndum del 23 de junio de 2016 ya tuvo efectos inmediatos negativos en las relaciones comerciales de la Comunitat Valenciana con el mercado británico. Tanto fue así que en la segunda mitad de 2016 las ventas en el mercado británico de las empresas de la Comunitat retrocedieron hasta un 23%, debido tanto a la incertidumbre generada por la decisión de salir de la Unión Europea como a la sustancial depreciación de la libra con respecto al euro, un 18%, que suponía un encarecimiento de los productos valencianos en dicho mercado.

Durante 2017 y la primera mitad de 2018 esta tendencia negativa se ha mantenido. Si bien el retroceso ha sido algo más moderado que en 2016, la media alcanza el 12% negativo. Bien es cierto que en los meses de agosto y septiembre de 2018, las exportaciones valencianas al Reino Unido han experimentado un crecimiento del 9,4%, que de mantenerse en los próximos meses, podría indicar que la caída de las ventas en el Reino Unido tocaron suelo a mediados de año. Sin embargo, la no aprobación del Acuerdo de Retirada por parte del Parlamente Británico podría volver a retomar la senda a la baja en el comercio bilateral.


Reino Unido ocupa la tercera posición en el ranking de países destino de las exportaciones valencianas


“El Reino Unido es un mercado prioritario para las empresas de la Comunitat, sobre todo para la automoción, el sector cerámico y el sector agroalimentario, y de este último la venta de cítricos”, advierte Crisitina Martínez Vaya, directora territorial de Comercio en Valencia y delegada del ICEX en Valencia. “El mercado británico el tercero en nuestro ranking de países destino y el quinto país en nuestro top diez de países de origen de nuestras importaciones”, concreta.

Comparativamente con España, las relaciones comerciales de la Comunitat Valenciana con el Reino Unido se han visto mucho más afectadas por la incertidumbre y la evolución del tipo de cambio que en el conjunto de la economía española, donde las exportaciones sólo registraron un retroceso en el ejercicio 2017 de un 5,6%. Por el contrario, las importaciones de España procedentes del Reino Unido siguen contrayéndose en 2018, frente al aumento de las importaciones valencianas.

Por su parte, la libra siguió depreciándose hasta mediados de 2017, para luego recuperar ligeramente su cotización hasta abril de 2018, volviendo a retomar la senda de depreciación debido fundamentalmente a la incertidumbre sobre las dificultades para conseguir un acuerdo con la UE.

Evolución de las exportaciones por productos

En cuanto a la evolución de los principales productos exportados por la Comunitat Valenciana al Reino Unido respecto a 2017, este año la exportación de maquinaria y aparatos mecánicos se ha reducido un 56%, la de aparatos y material eléctrico un 54% y la juguetes y artículos deportivos un 34%, siendo los descensos más destacados. En cuanto a los sectores clave, la exportación de productos automóviles ha descendido un 17,3%, la de productos cerámicos un 3,1% y la de calzado un 11,2%.

Sin embargo, estos retrocesos han sido parcialmente compensados por el dinamismo que aún mantienen otros productos exportados al Reino Unido, como las frutas y verduras frescas, con un crecimiento del 17,6%, los productos químicos, con una subida del 20,7%, y los productos agroalimentarios procesados, con un incremento del 62,2%.

“Esta separación no aporta valor a ninguna de las partes y tan solo un acuerdo ambicioso, amplio y equilibrado facilitará una transición reglada, previsible y metódica beneficiosa tanto para la Unión Europea como para el Reino Unido, en la medida de lo posible”, defiende

Suscríbete a nuestra newsletter