La información económica de los líderes

Ribó revisará la edificabilidad del proyecto urbanístico de Benimaclet

El alcalde de València comparte muchos puntos del proyecto urbanístico de Metrovacesa, pero desaprueba la construcción de 1.345 viviendas

 / 
Archivado en: 

El alcalde de València, Joan Ribó, considera que el proyecto urbanístico presentado por Metrovacesa para el barrio de Benimaclet tiene una parte positiva, pero también un elemento que posiblemente se deberá revisar, estudiar y analizar: la edificabilidad.

En declaraciones a los periodistas antes de asistir a la lectura de la Constitución junto con 150 alumnos de colegios municipales, Ribó se ha referido al proyecto de esta promotora inmobiliaria, que prevé dotar a Benimaclet de 1.345 viviendas de obra nueva, incluyendo torres que podrían llegar a las treinta plantas, con una inversión estimada de 280 millones de euros.

Tras afirmar que no ha podido estudiar el proyecto, ha señalado que inicialmente respeta partes importantes del debate que se hizo con las asociaciones de Benimaclet y en el que él mismo participó junto con la Universitat Politènica de València y la Univesitat de València. “Hay otras partes del proyecto que me parecen estupendas pero el tema de la edificabilidad necesita un retoque y una mejora sustancial”, ha añadido.

La Asociación de Vecinos y Vecinas de Benimaclet ha mostrado su oposición al proyecto de construcción de Metrovacesa en el PAI del barrio si no rebaja la edificabilidad prevista por la promotora inmobiliaria de 1.345 viviendas, con torres de 30 plantas, en una superficie de 269.775 metros cuadrados.


“La edificabilidad asignada a este PAI es una determinación tomada en 1988, desde entonces han pasado 30 años y València no aumenta en número de habitantes”


La entidad vecinal ha señalado en un comunicado que “la edificabilidad concentrada en los extremos de la Ronda Norte supone la construcción de bloques en altura que acabarán construyendo una barrera entre el barrio y la huerta“. “El objetivo es que la ciudad se diluya al entrar en contacto con la huerta -han explicado-, no acentuar el contraste con la construcción de bloques de mayor altura que los existentes en el barrio”.

En su opinión, es posible reducir la edificabilidad, pues en la propuesta vecinal planteada se reduce la superficie de viales a construir en el PAI “desde 64.000 metros cuadrados a 27.000, con el ahorro que esto supone en costes de urbanización”, y porque el coste de la urbanización del parque metropolitano propuesto es inferior al de un parque convencional.

Además, los vecinos de Benimaclet destacan que “la edificabilidad asignada a este PAI es una determinación tomada en 1988, desde entonces han pasado 30 años y València no aumenta en número de habitantes, por lo que se debe ir pensando en dejar de lado la cultura del crecimiento interrumpido”.

‘Sin viviendas privadas no hay proyecto’

Tras las declaraciones de Ribó y las quejas de la Asociación de Vecinos y Vecinas de Benimaclet, Metrovacesa tendrá que revisar la viabilidad del plan porque, tal y como sostuvo ayer en la presentación del proyecto la gerente de suelos de la constructora, Pilar Salvador, “sin viviendas privadas no hay proyecto”.

Durante la presentación del plan la constructora justificó la altura de los edificios aludiendo a los beneficios que supone construir en altura para evitar ocupar la huerta próxima al barrio. “No vamos a alterar la esencia de Benimaclet, los vecinos que se oponen al proyecto es porque lo desconocen o porque tienen miedo al cambio. No va a ser malo, sino todo lo contrario”, reconoció el gerente de suelos de Metrovacesa.

-->
Suscríbete a nuestra newsletter