La información económica de los líderes

El clúster alimentario de Alicante genera una facturación de 390 millones de euros

Mercalicante se sitúa como el merca más productivo por metro cuadrado

Dolores Mejía subraya que el efecto multiplicador de las empresas instaladas que suponen 3.619 empleos

Mercalicante se llevó ayer uno de los mejores regalos en su 50 aniversario. El informe de Ineca sitúa al cluster como el merca más productivo por metro cuadrado de España con 7,02 toneladas distribuidas de fruta y hortaliza por cada metro cuadrado. Su progresivo crecimiento lo sitúa, además, entre las diez empresas de más peso de la provincia de Alicante con 390 millones de facturación y por número de empleados (978).

La singularidad que se le suponía a esta empresa mixta – Ayuntamiento de Alicante y Mercasa- se disipó tras los numerosos datos aportados por el Instituto de Estudios Económicos alrededor del impacto de la actividad empresarial que despliega Mercalicante. La directora general Dolores Mejía puso de relieve las acciones de eficiencia llevadas a cabo, al igual que quiso poner en valor, la proyección de la compañía. En este sentido, el presidente de Ineca Rafael Ballester subrayó la importancia que la compañía ha dado a la difusión de con una política de RSC orientada al fomento de hábitos alimentarios saludables, a través de diferentes programas en los que busca el máximo de implicación de los ciudadanos y empresas

“El efecto multiplicador de las empresas de Mercalicante sobre el empleo provincial es del 3.8, y genera 3.619 puestos de empleo, entre trabajo directo, indirecto e inducido”, indicó durante la presentación. Las grandes cifras las fue detallando, una a una, el director de Estudios de Ineca, Francisco Llopis. Entre los más significativos el impacto económico de las empresas instaladas en el cluster.

mercalicante-informeLos 3.619 empleos proceden de la suma de los propios de Mercalicante (978), los indirectos (1.800) y los inducidos (868). Respecto a la producción, Llopis situó en 160 millones -valor en PIB- cuya procedencia se sitúa mayoritariamente en el ámbito de la venta de frutas y hortalizas, el gran motor de este merca. Respecto a la facturación, la mayor parte procede de las empresas mayoristas de alimentación que facturan 321,15 millones de euros, a las que hay que sumar 43,17 millones corresponden a las empresas de logística alimentaria y transporte y 26,57 millones restantes a empresas dedicadas a otras actividades.

Todos estos índices recogidos con datos de 2017, sitúan a Mercalicante como el quinto por toneladas de frutas y hortalizas distribuidas dentro de la red de 23 mercas que hay en el país. Una posición que encaja, como el propio Llopis recordó, a la perfección con el peso de la provincia – por PIB- en España. La empresa representa el 3,8% en mercancía y el 4,3% en facturación de frutas y hortalizas. Sus 231.158,5 toneladas y un peso relativo nacional del 3,8% la sitúan por detrás de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. A juicio de Llopis, este análisis permite comprobar que la actividad realizada en Mercalicante es realmente elevada en función de la superficie disponible.

Y es que la historia de estos 50 años, se ha escrito a lo largo de etapas muy distintas. Tras una nefasta y negativa donde se llegó a acumular una deuda del 300% y los conocidos fraudes, el cambio de dirección corrigió un rumbo que hoy se ha calificado de caso de éxito de una empresa pública, por parte de Ineca. La deuda es del 55% y, a pesar de la bajada de ingresos, Mercalicante ha ganado eficiencia en muchos aspectos.

En diez años, se han aumentado los fondos propios en tres millones, aunque lo realmente destacable son los beneficios. Con un EBITDA (beneficios antes de intereses, impuestos, amortizaciones y provisiones) en 2007 de 586.688€, ha logrado en estos años incrementarlo en un 61,6%. En concreto, ha aumentado hasta los 948.369€ del 2017, lo que conlleva un ascenso medio anual del 6,2%.

La cuenta de resultados han pasado de unas pérdidas de 433.470 euros en 2007 a un saldo positivo  de 380.202 euros en 2017, superando los peores años de la crisis con números en positivo. El promedio de rentabilidad financiera fue del 11,1% durante el periodo del 2011 al 2016.  El año pasado la rentabilidad financiera se situó en el 6,87% y la económica en el 3,60% frente a la media de mercas del 2,2% y 3,9%, respectivamente.

Buscando mayor diversidad

La importancia de las frutas y hortalizas en Mercalicante proviene no sólo de los datos de producción y mayoristas, sino también de su cuota de mercado provincial. Ineca ha estimado que el 60% de las que se consumen tienen su origen en este merca. Su papel es, especialmente, relevante para las comarcas más próximas geográficamente – los cinturones de Alicante y Elche- y Vega Baja. Lo que deja la puerta abierta a mejorar logística y servicio a todo el Vinalopó y las zonas costeras del norte de la provincia.

El 24% de las empresa que operan pertenecen a este segmento, un porcentaje que sube hasta el 40% si tenemos en cuenta otros productos alimentarios. Y es aquí donde se abre otra nueva oportunidad para Mercalicante: ampliar su cartera de productos. En esta línea, Dolores Mejía ha recordado la reciente apertura de la plataforma de productos ecológicos y ha reconocido que se puede crecer en congelados.

productos-envasados

productos envasados

La actividad económica directa de las empresas mayoristas de alimentación se estima en una facturación de 321,15 millones de euros y genera un V.A.B. directo de 40,26 millones de euros, dando empleo directo a unas 371 personas. El alcance indirecto que tiene la actividad mayorista sobre otros sectores se centra en los servicios empresariales (donde la actividad inmobiliaria en particular está muy presente) pero también en el transporte, el comercio, la industria y los intermediarios financieros. Estas actividades recogen más del 90% del efecto indirecto económico y de empleo. Estos efectos se cuantifican en 57,16 millones de euros de valor de la producción y 1.544 empleos. El conjunto de rentas salariales generadas por la actividad mayorista proporciona un efecto inducido de 9,88 millones de euros y otros 651 empleos.

Los grandes aliados

Las instalaciones de Mercalicante acogen a más de un centenar de empresas que realizan allí su actividad comercial, las cuales disponen de 444 vehículos industriales y 51.543 metros cúbicos de almacenamiento frigorífico. El alcance indirecto que tiene la actividad mayorista de alimentación sobre otros sectores se centra en los servicios empresariales (donde la actividad inmobiliaria en particular está muy presente) pero también en el transporte, el comercio, la industria y los intermediarios financieros. Estas actividades recogen más del 90% del efecto indirecto económico y de empleo.

Destacar también, las inversiones que estas empresas van a realizar complementan el impacto económico de las mismas. Los resultados obtenidos indican que en los últimos años han realizado desembolsos por importe de unos 16 millones de euros (cifra superior al propio valor de las inversiones de la empresa gestora de Mercalicante que ascienden a 12,3 millones euros), y que, para los dos próximos años, las inversiones ascenderán a 5,12 millones anuales.

Mercalicante representa el 16,1% del importe neto de la cifra de ventas de la provincia en las actividades de comercio al por mayor de alimentación, transporte y logística, el 12,4% del valor agregado y el 5,8% del empleo. Y estas cifras son todavía más reveladoras si se centra en la comarca de L’Alacantí. Así, Mercalicante, aglutina el 47,6% del importe de las ventas, el 25,8% del valor agregado y el 20,4% del empleo generado por estas actividades.

El efecto directo de estas empresas se estima en una facturación de 43,17 millones de euros. Esta actividad genera de forma directa 13,30 millones de euros de valor de la producción, con el detalle de 7,24 millones de gastos en sueldos y salarios en 328 puestos de trabajo. Con este impacto directo, este grupo de empresas genera un impacto indirecto de 6,23 millones de euros de valor de la producción, más 162 empleos que dan lugar a una renta familiar adicional de 1,75 millones de euros. La principal actividad beneficiada por el efecto arrastre es la propia del transporte, con prácticamente el 40% del efecto, que junto a otras cuatro (comercio, hotel-restaurantes, industria y servicios a empresas) recogen el 90% del efecto indirecto.

Suscríbete a nuestra newsletter