La información económica de los líderes

Un informe del Ivie pone de manifiesto que en la Comunitat Valenciana se han cerrado más sucursales bancarias que la media nacional

La Generalitat instalará cajeros automáticos en 95 pueblos sin bancos

Más de 130.000 valencianos no disponen de servicios financieros en su lugar de residencia

 / 

Puig y Ilueca presentan el plan contra la exclusión financiera

La Generalitat facilitará cajeros automáticos a 95 poblaciones valencianas que no disponen de sucursal bancaria. Es, según afirma Ximo Puig, un “primer plan para intentar superar el aislamiento que sufren muchas personas cuando no tienen capacidad de tener servicios financieros básicos”.

Este anuncio se produce después de que el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas hiciera público un informe en el que señala que la Comunitat Valenciana disponía de 2.638 sucursales de entidades de depósito en junio de este año, prácticamente la mitad que hace una década. Una reducción muy por encima de la media nacional. La mayor reducción, un 53% se registra en Castellón, seguida de València con un 48% y Alicante con un 46%. Castellón es la segunda provincia española donde la caída de la red ha sido mayor, solo por detrás de Barcelona.

Puig en la presentación del Plan contra la Exclusión Financiera de la Comunitat Valenciana, ha lamentado que la reestructuración bancaria de los últimos años haya convertido a los municipios pequeños en “los grandes afectados por la desaparición de oficinas”.

El Ivie agrega que 135.000 personas, el 2,7% de los habitantes de la Comunitat Valenciana, no cuenta con servicios financieros de proximidad.

Por ello, el president ha considerado importante que la Generalitat llegue “donde no llega la banca comercial” para “luchar contra la despoblación”.

El proyecto lo desarrollará el Instituto Valenciano de Finanzas, según explicó su director, Manuel Illueca, y beneficiará a unas 45.000 personas. Un total de 95 municipios se han adherido al plan: 45 de la provincia de València, 37 de Castellón y 13 de Alicante.

Condiciones

La Generalitat alquilará los cajeros que ofrezcan las entidades valencianas por un periodo de 5 años y un coste estimado de mantenimiento y funcionamiento de 10.000 euros anuales por aparato. Para ello, licitará concursos para 4 lotes territoriales a los que podrán optar diferentes entidades financieras.

Por su parte, los consistorios adheridos a este plan deberán de poner a disposición un espacio municipal para garantizar la seguridad del propio servicio.

Además de este proyecto, que se pondrá en marcha en los próximos meses, se prevé para un futuro contrato o como mejora del mismo, ampliar el servicio a la creación de oficinas de asesoramiento financiero para estos municipios.

Cierre de sucursales

El informe del Ivie afirma que desde 2008 se han cerrado un 42% de sucursales bancarias en España que han pasado de 45.662 a 27.320.

De los 542 municipios que hay en la Comunitat Valenciana, en 248 (el 45,8%) no hay oficinas bancarias, un hecho especialmente grave en Castellón, donde el 66% de los municipios no dispone de oficina bancaria.

La Comunitat Valenciana se sitúa en tercera posición en cierre en porcentaje de población sin acceso a servicios financieros, sólo por detrás de Extremadura y Castilla-León.

En 2017, más de la mitad de los municipios valencianos (el 58,5%) que no tienen oficinas bancarias tienen menos de 500 habitantes y el 9,7% agrupa a los que no llegan a 100 habitantes. En los de más de 5.000 habitantes no hay ningún municipio sin sucursales. En términos de población financieramente excluida, el 25% reside en pueblos de menos de 500 habitantes.

El informe añade que conforme siga avanzando la penetración de la banca online, el impacto del cierre de oficinas sobre la potencial exclusión financiera será menor.

-->
Suscríbete a nuestra newsletter