La información económica de los líderes

El Plan marcará la acción del Consell hacia el desperdicio cero

Agricultura prepara el Plan Valenciano Contra el Desperdicio Alimentario

Se calcula que en la Comunitat se podrían echar a la basura 5.600 toneladas de alimentos a la semana

La consellera Elena Cebrián (en el centro), durante la jornada celebrada hoy. | E3

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha destacado la importancia de un “diálogo de saberes sobre el aprovechamiento alimentario” con el objetivo de “alimentar ideas hacia el desperdicio cero”, durante una jornada orientada a la reducción de desperdicios de comida. Este encuentro sobre el consumo responsable, al que han asistido cerca de 200 personas de diferentes colectivos y entidades, responde a la preparación y puesta en marcha del Plan Valenciano Contra el Desperdicio Alimentario.

El plan “es un objetivo del Botànic acordado por el Consell en el último seminario de trabajo de Biar, que tiene que conectar normativas, otros planes en marcha, proyectos, departamentos y, sobre todo, personas, así como sectores que van desde la producción hasta el consumo, pasando por la comercialización”.

“Se trata de un plan para dar contenido a la economía circular y a la lucha contra el cambio climático, mediante una acción concreta y desde la educación ambiental y la concienciación”, ha añadido Cebrián.

Si los españoles desechan el 18% de la comida que compran, lo que supondría en torno a 2,9 millones de toneladas de alimentos cada año, en la Comunitat  podrían suponer 290.000 toneladas/año y unas 5.600 por semana de comida tirada a la basura. “Desearíamos”, ha señalado la consellera, “que el Plan sirviera para rebajar esas cifras, considerando su importancia a partir de la paradoja que supone producir para tirar”.

Objetivos del plan

Con el Plan contra el Desperdicio Alimentario en la Comunitat Valenciana, el Consell pretende aproximar un diagnóstico de la situación en nuestro ámbito territorial, identificar retos y oportunidades que permitan concretar acciones adaptadas al territorio, y establecer mecanismos de coordinación entre las administraciones públicas y agentes de la cadena para establecer estrategias conjuntas ágiles, dinámicas y fluidas a corto y medio plazo.

Se plantearán, asimismo, acciones de concienciación, sensibilización y visibilización de esta cuestión, con el fin de implicar a toda la ciudadanía en un cambio de hábitos que facilite la reducción del desperdicio alimentario.

Se trata de un plan abierto y dinámico, que pretende crecer y retroalimentarse de las aportaciones que haga el sector agroalimentario, junto con otras de otros ámbitos transversales que tengan relación con la alimentación y el consumo consciente y responsable, tal y como se ha puesto de relieve a través de esta primera jornada de reflexión y diálogo

Suscríbete a nuestra newsletter