La información económica de los líderes

Retos y oportunidades para la provincia de Alicante en 2019

Moderado optimismo empresarial frente a un año de elecciones e incertidumbres

Los principales sectores productivos esperan cifras positivas pero son conscientes de la necesidad de adaptarse a la era digital

En un mundo globalizado en el que nada de lo que ocurre es ajeno a ningún mercado, subirse al tren de la innovación  tecnológica para ser competitivos ha dejado de ser una asignatura optativa y se ha convertido en troncal. Bajo esa premisa se celebró ayer en Alicante la jornada “Retos y oportunidades 2019 para las empresas y sectores de la provincia de Alicante”, organizada por Economía 3. Expertos de distintos ámbitos dibujaron –  con datos y opiniones- el escenario  al que se enfrentan las empresas el próximo año. Negro sobre blanco, tres ponentes  y un panel de cinco empresarios aportaron su experiencia y su visión sobre  qué hacer para no entrar en una vía muerta.

El socio responsable de PwC Alicante y Murcia, Eduardo Chapa, intervino en primer lugar con una ponencia titulada “Perspectiva estratégica 2019”.En ella  habló sobre  la evolución de los mercados desde el 2000 para concluir que, en cinco años, los consumidores tradicionales supondrán menos del 10 por ciento del total. El resto serán conversos y nativos digitales con estilos de compra  muy diferentes.  Invertir en innovación permitiría a las empresas,  según distintos análisis,  mejorar de entrada la cifra de ingresos en tres puntos y reducir los costes un 3,6%.

Poner al cliente  y sus preferencias particulares en el centro de la organización o desarrollar modelos de negocio  colaborativos son algunas de las claves de  un futuro que ya es presente. “La digitalización  va a ayudar a las empresas a adaptarse  de una manera más ágil. Y mi recomendación es que empiecen ya a trabajar en ello”, afirmó el socio de PwC. En esta línea subrayó también  la importancia de  integrar al responsable digital  en los comités ejecutivos de las organizaciones.

La segunda ponencia corrió a cargo de  José María Santos, director comercial y de negocio de Ibercaja.  En su intervención sobre “Cambios en un mundo desincronizado”, analizó “el efecto Trump” y la forma en que afecta  a Europa y a las economías emergentes la política económica de EEUU. “Llevan 10 años de crecimiento ininterrumpido, el tercero más largo de su historia. A nivel económico, Trump ha funcionado y ha conseguido dar a este periodo un final espectacular pero a costa de ocasionar graves dificultades  en el resto del mundo. Eso, al final,  acabará llegando a sus costas y afectándoles a ellos también”, afirmó el responsable de la entidad.

José María Santos hizo referencia, por ejemplo, a sus tipos de interés elevados y al perjuicio que ello supone para los países emergentes que se financian en dólares “y que no hay que olvidar que concentran el 59 por ciento de la producción mundial”. Respecto a  España y al grado de innovación como elemento competitivo, Santos afirmó que “se están adaptando mal al nuevo entorno económico, e inadaptación significa cierre de empresas”, concluyó.

El director territorial de la zona este de Cesce, Joaquim Montsant, cerró la ronda de ponencias para aportar su visión  sobre lo que definió como “un mundo cambiante y más complejo” lleno de “volatilidad e incerteza”, y donde  cada día pasan cosas en el plano internacional que   afectan a todos los mercados como consecuencia de la globalización.

Es el caso de la guerra comercial entre EEUU y China, dos polos tradicionalmente opuestos que han intercambiado los papeles en  cuanto a sus modelos económicos. “Ahora es EEUU el que se está cerrando -se está haciendo más proteccionista- y China  quien se está abriendo. Y además lo está haciendo bien”. La ralentización del crecimiento mundial, la subida de los tipos de interés y del petróleo, o el divorcio entre Europa y Reino Unido, son algunos factores de ese mundo “cambiante” ante el cual las empresas han de estar alerta para intentar, en su opinión,  “anticiparse a los riesgos”.

Panel de empresas

La segunda parte de la jornada estuvo centrada en un panel de empresas que estuvo compuesto por  el  presidente del Círculo Empresarial de Elche y Comarca y vicepresidente del Grupo Soledad, Joaquín Pérez; el  presidente de Provia y consejero delegado de Maisa Promociones;  Antonio Fernández, el presidente ejecutivo de la Federación de Industrias del Calzado Español ( Fecia), José Monzonís; la vocal de la Asociación de Empresarias y Directivas de la provincia de Alicante ( Apea) y  directora de Glen Biotech, Berenice Güerri y el vocal de Hosbec y director general del Grupo Don Pancho, Francisco Quiles.

Todos los ponentes coincidieron  en afirmar que  las elecciones previstas para el 2019 añaden un plus de incertidumbre a la ya de por sí cambiante realidad económica desearon que el año “pase rápido”, según afirmaron  de forma mayoritaria.

El brexit es otro de los elementos que añaden preocupación por sus igualmente inciertas consecuencias. Según  detalló Francisco Quiles, el 24% de los turistas que llegan a España son británicos y, de ellos, el 15% viaja a la Comunidad Valenciana. Asimismo, el 95% de los que eligen nuestra autonomía  tienen como destino la provincia de Alicante  y, de este porcentaje, el 90% se queda en Benidorm.

“Creo que el gobierno no está respondiendo con habilidad. Es cierto que el próximo verano lo tenemos bien vendido,  y hasta podríamos decir que de aquí a la primavera del 2020 no va a pasar nada. Pero  no podemos estar confiándolo todo a la fidelidad del turista británico porque si el Brexit provoca que la situación económica se resienta, y yo pienso que se va a resentir, viajarán menos. Y eso nos afectará”, aseveró el responsable del Grupo Don Pancho.

La transformación del tejido productivo para adaptarse a la era de la digitalización fue otro de los temas que se pusieron sobre la mesa de debate. Joaquín Pérez  expuso la experiencia del Grupo Soledad y relató  su apuesta por digitalizar y robotizar las tres empresas del grupo para poder adaptarse al mercado internacional. “Es importante la calidad como elemento competitivo, pero también el precio. Nosotros exportamos a 50 países y la inversión en innovación es lo que nos hace crecer”, afirmó.

Por su parte,  José Monzonís  explicó que en el sector del calzado conviven dos experiencias opuestas. Por un lado, las marcas internacionales que han logrado posicionarse en el mercado  están creciendo. Sin embargo, en la otra cara de la moneda se encuentran las pymes que “no pueden seguir la velocidad de los cambios”. En su opinión, “se está produciendo un proceso de reconversión brutal  donde el vector tecnológico se concentra en la distribución. La gran batalla de los próximos años se producirá entre las marcas distribuidoras y las marcas fabricantes. Y ante eso es necesario tener tamaño, profesionalizarse y aumentar las competencias digitales”, reflexionó.

Un sector tan ligado a la innovación como es la biotecnología también puede verse afectado  a la hora de posicionarse en los mercados, en ocasiones, por el desconocimiento de las múltiples posibilidades  que ofrece este campo. Según Berenice Güerri,  “Innovación ligada al ámbito agroalimentario no  hay ni en la provincia de Alicante ni en la Comunidad Valenciana.  Pero es que en general no encontramos inversores para biotecnología. Todos los fondos parecen poner su foco de atención en las apps”, afirmó.

Aunque cada sector tiene sus peculiaridades, todas las empresas tienen en estos momentos el reto común de adaptarse a un mundo que cambia a una velocidad desacostumbrada. El sector de la promoción de viviendas  también es sensible a las nuevas exigencias del mercado. Según  Antonio Fernández, “el futuro de los promotores pasa por transformarse para adaptarse a las nuevas circunstancia. La demanda se ha vuelto muy selectiva y faltan proyectos rentables y viables. En 20 años un promotor no será lo que hoy entendemos  como tal. Será otra cosa”, aseguró.

Defensa del territorio

El  presidente de CEV Alicante, Perfecto Palacio, fue el encargado de clausurar  la jornada. Durante su intervención  pidió a las administraciones públicas que conviertan las ideas en hechos tangibles. “2019 ha de ser, por ejemplo, el año del Ave para Elche. La administración ha de definir además  una postura para la AP 7 y fijar un calendario realista para acometer  infraestructuras  como el tren de la costa o  la conexión con el aeropuerto”, reivindicó.

Palacio  planteó también, entre otras demandas, la necesidad de digitalizar los polígonos industriales de la provincia y defendió el trasvase Tajo-Segura  como algo fundamental en una tierra  caracterizada históricamente por la falta de agua. Asimismo, manifestó su apoyo al proyecto de distrito digital y  pidió  a las universidades que adecúen la formación a los nuevos perfiles que demanda el mercado.  “Desde la Cev  seguiremos trabajando para pasar al plano ejecutivo estas ideas”, concluyó.

Suscríbete a nuestra newsletter