La información económica de los líderes

Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

Daño Irreparable, lucha irrenunciable

El MuVIM desarrolla distintas actividades para la erradicación de la violencia contra la mujer a través de la expresión artística

 / 
Archivado en: 

Irreparable, de Nasrin Tabaeian, en el vitral del MuVIM. | E3

“Cada seis meses, el vitral del vestíbulo del MuVIM cambia y, hoy, lo hace de una forma bellísima y durísima al mismo tiempo, porque el arte tiene esa doble vertiente”, declaró el pasado miércoles Rafael Company, director del museoFiel a su compromiso con las políticas de género e igualdad, el MuVIM se ha unido al Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres con una obra que hace de nexo entre el público y el contexto de la lucha feminista, con sus conquistas y sus retos pendientes: Irreparable, de la artista iraní Nasrin Tabaeian.

El rostro de una mujer mira de frente a la cámara. Tiene los labios perfilados; los ojos cerrados; puede que las cejas pintadas. Está vendado. Y es cierto que el arte, a veces, debe acudir a imágenes terribles. A esa mujer le han desfigurada la cara con ácido. Algo que pasa en Irán, donde las mujeres viven sin derechos y son simple propiedad del hombre. Ha pasado también en España, esta misma semana.

“Para mí no es fácil. No sólo en Irán, sino en todo el mundo, las mujeres tienen muchos problemas. Que cada uno interprete la foto como quiera, pero no pretendía hablar de los problemas concretos de mi país”. Nasrin Tabaeian fue muy escueta en su comparecencia ante la prensa, y se podía deducir que no sólo por la dificultad de tener que expresarse en el idioma farsi.

#NiUnaMenos 

Irreparable permanecerá en el vestíbulo del MuVIM los próximos seis meses. Pero, aunque la más llamativa, no es la única actividad que se va a llevar a cabo con motivo del día que se conmemora mañana.

También el pasado miércoles se inauguró la exposición De abnegadas a objetoras. Las mujeres en los tebeos del franquismo. De aquellos interminables años en que el hombre era el centro del universo y la mujer giraba a su alrededor, dependientes, por naturaleza. Pero consiguieron pasar de abnegadas, laboriosas y calladas, con la búsqueda del matrimonio y la maternidad como única razón de su existencia, a reclamarse como sujetos con un identidad y un espacio propio. Y, ojo, porque aún siguen. Y, desgraciadamente, aún les queda.

Mañana, en el Día por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, los niños y las niñas podrán acercarse al MuVIM a disfrutar de un taller-teatro donde aprenderán a identificar como superheroínas a las mujeres más importantes de su vida: abuelas, madres, tías, hermanas…No en vano la actividad se titula Cosntruimos superheroinas reales.

El pasado miércoles, el MuVIM, además, tuvo un recuerdo para Carmen Alborch y se sumó a la petición para “que el feminismo, por todo lo que ha aportado a la sociedad y todo lo que la ha mejorado, sea declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”. Nunca sabremos si la inolvidable Carmen fue consciente de lo mucho que se iban a repetir las últimas palabras que pudo pronunciar en público.

Suscríbete a nuestra newsletter