Benicassim y Peñíscola, como destinos vacacionales, y València en turismo urbano lideran el crecimiento

Fuerte aumento de la rentabilidad turística de la Comunitat Valenciana

La Comunitat Valenciana ha registrado uno de los mayores incrementos en los indicadores de rentabilidad turística, según el último barómetro de rentabilidad elaborado por Exceltur.

De acuerdo con el estudio, la rentabilidad socioeconómica asociada al turismo ha seguido ralentizando su ritmo de crecimiento en los meses de verano, con mayor intensidad en los ingresos por habitación disponible que en el empleo.

En el caso de la Comunitat Valenciana, más dependiente del turismo nacional, la rentabilidad presenta avances significativos, especialmente en Castellón. Benicassim presenta una mejora del 18,5% y Peñíscola del 8,3%. En menor medida aparecen Gandía (2,2%) y Benidorm, que sube un 0,8% en ingresos y un 2,6% en empleo.

En cuanto a destinos urbanos, destaca València, con un incremento de la rentabilidad del 9% y del 7,5% en empleo. Exceltur califica la evolución de València de excelente, con un “reposicionamiento como destino urbano en el panorama internacional y el aumento de las conexiones aéreas”. Durante los meses de verano, el aeropuerto recibió un 10% más de pasajeros.

El observatorio destaca el repunte interanual del empleo, un 2,7% en términos globales. También subraya la mejora de las tarifas en los destinos vacacionales. Especialmente significativo es el caso de Baleares, con una subida del 3,5% de los ingresos debido a la subida de precios debida a la modernización de producto.

Por el contrario, desciende el turismo urbano, con una pérdida de ingresos del 7,9% en Madrid y del 6,7% en Barcelona. La rentabilidad en las dos grandes urbes españolas se ha visto afectada, indica el Observatorio, “por la presencia y crecimiento de las viviendas turísticas que se ha reflejado en un descenso de la ocupación en sus hoteles, pese a la elevada afluencia turística que sugieren otros indicadores como el tráfico en sus aeropuertos.”

Exceptuando estos dos casos, las restantes capitales experimentan una mejora en torno al 5% de los ingresos y un aumento del empleo del 3,5%. Señala el estudio que este incremento se fundamenta en una mayor presencia de turistas de larga distancia y de negocios, ambos con una capacidad de gasto superior, y la apertura y reposicionamiento de nuevos productos.

Suscríbete a nuestra newsletter