La información económica de los líderes

Convocatoria de ayudas europeas para la industria cultural y creativa

Chebec: La internacionalización de la cultura mediterránea

Es un programa piloto que en la Comunitat coordina Enocult. El plazo de presentación de proyectos concluye el 5 de diciembre

 / 
Archivado en: 

El coordinador de proyectos europeos de Enocult, Raúl Abeledo. | Foto: Eva Máñez

En la semana marcada por la celebración del congreso Go Global sobre la internacionalización empresarial, era más que oportuno que alguien dijera que la cultura debe ocupar un espacio central en las políticas de desarrollo a nivel local, nacional y europeo. Que también tiene derecho a poseer herramientas de ayuda a la internacionalización. Estas afirmaciones parecen repetitivas y quejumbrosas, pero esta vez suenan de manera diferente porque vienen apoyadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través de su línea Interreg MED y con participación del Ivace. El programa Chebec quiere ir en serio.

Ayer en el nuevo espacio Convent Carmen, se presentó el programa de ayudas Chebec. Hackeando la economía mediterránea a través del sector cultural y creativo. El nombre elegido “se inspira en los barcos más rápidos del siglo XVIII utilizados por los comerciantes, pero también en corsarios y piratas para explorar, intercambiar, conectar y revitalizar la economía”. La presentación corrió a cargo de Raúl Abeledo, coordinador de proyectos europeos de Econcult, el área de Investigación en Economía de la Cultura de la Universitat de València (UV).

Abeledo se preocupó de no llevar a engaño a los asistentes al acto. Chebec se ha lanzado como un programa que “pretende testear una metodología futura”. Por tanto, se puede afirmar que se encuentra en una fase probeta que, en función de sus resultados, ampliará su campo objetivo para el siguiente programa económico europeo. Efectivamente, hay que recordar que las ayudas europeas de financiación se diseñan para ciclos de siete años, y en este momento nos encontramos cerca del final del Horizonte 2020, de ahí que Chebec sea un piloto que piensa más en un viaje a 2027.

La convocatoria tiene como objetivo que las mejores propuestas de las industrias culturales y creativas del arco mediterráneo dialoguen entre sí para materializar proyectos culturales de colaboración internacional. Econcult es el organismo que gestionará las propuestas de la Comunitat Valenciana, dirigidas a pymes, autónomos ONG’s y asociaciones culturales.

Las condiciones que deben reunir los aspirantes se pueden consultar en el formulario de la convocatoria, disponible en la web de Econcult, pero vayan por delante dos requisitos clave: los candidatos deben contar con trayectoria profesional en el ámbito de la cultura local –“es la palanca para poder proyectarse fuera”, subrayó Abeledo- y, oh sorpresa, si se aspira a internacionalizarse, hay que hablar y escribir inglés. Bien y mucho. You’re warned.

Chebec consta de tres fases: formación, en la que un máximo de 10 organizaciones serán seleccionadas para recibir cursos impartidos por expertos nacionales e internacionales en materias como acceso a la financiación europea, desarrollo de públicos y audiencias o derechos de propiedad intelectual, durante los meses de enero y febrero.

La segunda fase será de movilidad transnacional. Un máximo de 6 organizaciones serán seleccionadas de la fase anterior para participar en diferentes eventos con objeto de desarrollar contactos internacionales con otros profesionales del sector cultural y creativo. Los encuentros tendrán lugar en Sevilla, el próximo marzo; Bolonia, en septiembre de 2019; y en Marsella, a principios de 2020.

El proceso concluirá en abril de 2020, con la selección del plan de internacionalización de una organización valenciana, que será premiado con un bono de innovación por valor de 5.000 euros para la elaboración de un plan de internacionalización, o la asistencia a encuentros en los que ampliar los contactos internacionales de profesionales del sector cultural y desarrollar una red de colaboradores con los que levantar proyectos de alcance europeo.

En palabras de Abeledo, se pretende responder al hecho de que, en lo países del arco mediterráneo, “tenemos abundancia de recursos y de talento, y carencia de productos”. Se trata, pues, “de optimizar los recursos para generar productos” que, a su vez consoliden “una dinámica de desarrollo”. 

Chebec

Pau Rausell (Enocult-UV); Nadia Ruiz (La Tribu Animation); Paula Rausell (Espai Inestable); Jean-François Alberghi (consultor de Euroimpulse); Ana Gea (Revista Gràffica); y Raúl Abeledo (Econcult). | Foto: Eva Máñez

“Somos una industria que hace I+D”

La presentación de Chebec estuvo precedida por una mesa redonda sobre éxitos de internacionalización de empresas culturales y creativas valencianas.

En ella participó Nadia Ruiz, una de las fundadoras del estudio de animación La Tribu, surgido a partir del éxito internacional del film Animal Crackers que, como ella misma indicó, “se podía haber hecho en China pero se hizo en Paterna” (cosa que poca gente sabe), que buena parte del personal que participó en el film trabaja ahora en los efectos especiales de Juego de Tronos y han obtenido un Emmy (cosa que casi nadie sabe aquí), y que, en la actualidad, dan trabajo a 20 personas y deben moverse a escala internacional “por las características propias del sector de la animación y los videojuegos”.  Una internacionalización, en cambio, basada en “absorber el talento que hay en València, y que la gente sepa que nuestras películas se hacen en València”. 

“Ahora mismo, lo más importante para nuestra productora es recibir y retener ese talento para poder competir con lugares que disponen de incentivos fiscales”, prosiguió Ruiz. “Somos una industria que hace I+D pero tenemos que convencer de ello a las instituciones”.

Para Ana Gea, editora y co-directora de Revista Gràffica, presente en 150 países, uno de los principales problemas es que “los profesionales de las industrias culturales y creativas somos muy pasionales y nos dejamos el alma en nuestro proyecto, pero lo que nos falla es la gestión, el pensamiento estratégico empresarial, y una sola mente no puede funcionar en los dos campos a la vez”Gràffica es una publicación de referencia de las artes visuales -excluyendo el cine-con una edición diaria online y una revista trimestral. La internacionalización llamó a su puerta cuando, sin que lo esperasen, les llegaron invitaciones para participar en distintos países de habla hispana que seguían su revista.

“Nacimos sin inversión ni ayudas. Pensábamos que eran una pérdida de libertad creativa y, al madurar, contemplamos otros caminos”. En la actualidad, además de la revista, han logrado un prestigio como consultoría en el campo de las artes visuales que les permite trabajar con empresas europeas, estadounidenses o brasileñas.

Paula Rausell, del departamento de producción y comunicación de la compañía teatral Espai Inestable explicó el proceso que se siguió como alternativa ante la falta de financiación local. Recurrieron a las escasas ayudas europeas al unirse con compañías de otros países para producir coproducciones. Tras algún fracaso, finalmente se consolidó una red internacional de compañías de teatro con la que organizan espectáculos y encuentros dedicados a las artes escénicas en toda Europa.

Retomando el punto inicial, damos la bienvenida al proyecto Chebec, y ojalá en pocos años pueda dar una respuesta a la altura de la “creciente relevancia de la centralidad de la cultura para un desarrollo regional inteligente, inclusivo y sostenible”, como subrayó el coordinador de proyectos europeos de Econcult. La convocatoria concluye el día 5 diciembre

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter