La aprobación definitiva tendrá lugar en el pleno del Parlamento en diciembre

El Corredor Cantábrico-Mediterráneo da el primer paso en su trayectoria europea

Satisfacción en medios políticos y empresariales ante la aprobación del Parlamento Europeo de la enmienda que incluye el Corredor y la línea València-Madrid dentro de la Red Europea de Transporte

Archivado en: 

Puig tras la reunión con la comisaria europea de Transporte esta semana en Bruselas (Foto EFE | Yuval Molina Obedman)

El visto bueno de la Comisión de Transporte del Parlamento Europeo a incluir el Corredor Cantábrico-Mediterráneo en la Red Europea de Transporte Preferente y la línea València-Madrid es una de las noticias mejor valoradas en el ámbito político y económico de hoy.

El president de la Generalitat ha expresado su satisfacción por el apoyo mostrado por el Parlamento Europeo a la inclusión de los ejes Sagunto-Teruel-Zaragoza y Madrid-València como redes prioritarias en el mapa transeuropeo, una decisión que ha calificado de “estratégica” y que “acaba con la injusticia” de no priorizar esta infraestructura.

Puig ha calificado de “primer paso fundamental” para su aprobación definitiva por parte del Parlamento Europeo en el mes de diciembre y por la Comisión Europea.
“Es una decisión estratégica que nos acerca a Europa, que mejora nuestra conectividad, desde la perspectiva de las personas y de la competitividad de las empresas”, ha destacado.

El jefe del Consell ha agradecido el apoyo de la sociedad civil, así como del gobierno de Aragón y el Ministerio de Fomento para conseguir el objetivo.

En el mismo sentido se ha pronunciado José Luis Ábalos, para quien la inclusión de las dos infraestructuras ferroviarias en la red Transeuropea de Transporte supone estar más cerca de corregir la ausencia del Corredor Cantábrico-Mediterráneo “en el Reglamento Europeo con la que me encontré al tomar posesión de la cartera del Ministerio de Fomento”, afirmó. Ábalos no se olvidó de agradecer el apoyo que la reivindicación ha recibido por parte de los europarlamentarios españoles.

El comité ejecutivo de CEV, reunido esta mañana en Castellón, ha mostrado asimismo su satisfacción por el apoyo del Parlamento Europeo a la enmienda impulsada desde el gobierno de Aragón y la Comunitat Valenciana, con el apoyo del Ministerio de Trabajo, la CEV, los sindicatos UGT y CCOO y las Autoridades Portuarias, para que el eje ferroviario Sagunto-Teruel-Zaragoza forme parte de los ejes prioritarios en la red transeuropea de transportes.

En un comunicado, la CEV asegura que “el Corredor Cantábrico-Mediterráneo unirá los Corredores Atlántico y Mediterráneo y los hará más competitivos; conectará grandes áreas logísticas e industriales con los puertos del Mediterráneo y de la Cornisa Cantábrica; potenciará el uso del transporte ferroviario para el transporte de mercancías; cohesionará los territorios; favorecerá la movilidad medioambientalmente sostenible de las personas y generará mayor actividad económica, es decir más empresas, más empleo, mayor integración de España con Europa y de Europa con la España mediterránea, incrementando la competitividad de la empresa española y europea”.

Una red enfocada a los centros logísticos

Por otro lado, representantes del sector ferroviario europeo y asiático se reunieron en Bruselas para solicitar una red de transportes europea “enfocada” en los centros logísticos más importantes, como el corredor del Mediterráneo, durante el II Foro Euroasiático de Conectividad y Cooperación Industrial.

Ferrmed, asociación multisectorial del ferrocarril organizadora del evento, reclamó que el plan la Red Transeuropea de Transporte concentre sus esfuerzos en Europa Central, los corredores hacia Italia y España y el que conecta con Rusia y China, la denominada Nueva Ruta de la Seda.

El plan del Ejecutivo comunitario contempla la implantación de más de 80.000 kilómetros de red ferroviaria frente a los 6.000 propuestos por el “lobby” del ferrocarril, que se concretaría en las regiones del Benelux, oeste de Alemania y el corredor del Mediterráneo, entre otros.

“En estos 6.000 kilómetros tenemos casi el 30 % del tráfico de la Red Transeuropea”, declaró a Efe el presidente de Ferrmed, Joan Amorós, quien también señaló que los ejes ferroviarios han de ubicarse “donde está la industria y la mayor concentración de población”.

Amorós criticó la falta de autoridad de la Comisión frente a los gobiernos nacionales, “que no le hacen caso” y señaló como ejemplos el desdoblamiento de la línea entre Barcelona o Valencia que aún no tiene proyecto o entre Montpellier y Perpignan, planificado para 2020 y cuyas obras aún no han comenzado.

Con la adaptación del ancho de vía al estándar europeo y el resto de medidas propuestas, el corredor que propone Ferrmed conectaría Algeciras con el centro de Europa a través de autopistas ferroviarias que convertirían el Levante español “en centro de referencia” para el comercio europeo, explicó Amorós.

Suscríbete a nuestra newsletter