La información económica de los líderes

Según el CGC y las cooperativas, la propuesta sindical restaría competitividad

El sector citrícola rechaza la propuesta de renovación del convenio de collidors

Consideran que el incremento en los costes de producción afectará negativamente a las ya muy mermadas rentas de los agricultores

Recogida de cítricos. | E3

El Comité de Gestión de Cítricos (CGC) y Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, las dos asociaciones que negocian desde hace semanas el convenio de collidors valenciano con los sindicatos de clase (UGT-PV y CCOO-PV), alertan de que la propuesta salarial y en materia de contratación de éstos últimos para renovar el convenio resulta inadecuada por cuanto afectaría de lleno a la competitividad del sector citrícola valenciano en relación al resto de operadores españoles.

Según la asociaciones, el sector valenciano quedaría en inferioridad de condiciones frente al resto de operadores que actúan en el escenario internacional. Además, consideran que el incremento en los costes de producción afectará negativamente a las ya muy mermadas rentas de los agricultores, tal y como ya manifestó la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja),  al indicar que “los precios de los cítricos se fijan desde la cúspide de la cadena de valor, es decir, desde la gran distribución” y no desde los operadores que los comercializan.

La postura de los representantes sociales se ha mantenido inflexible desde que arrancaron las negociaciones, sin que en ningún momento considerasen cuál es punto de partida de este sector ni la complicada situación por la que atraviesa, con serios problemas estructurales y coyunturales que afectan a la cadena de valor de los cítricos.

La asociaciones también denuncian que no se ha considerado la singularidad histórica de este convenio, pues los collidors son una excepción en el panorama agrario nacional, tanto citrícola como hortofrutícola. Con un significado contenido social, es el único que de ámbito autonómico (salvo Murcia, que es una región uniprovincial), que atiende a la particular estructura de la propiedad valenciana -minifundista- y en virtud de tal cosa, es el operador quien asume las labores de contratación para la recogida de los frutos.

UGT-PV y CCOO-PV persisten en reclamar un inasumible incremento salarial anual para los cuatro años de vigencia, de un 8% así como, entre otras cuestiones, cambios relevantes en cuanto a la remuneración del trabajo a destajo y a jornal que incrementarían los costes generales y de gestión empresarial.

El actual convenio de collidors valenciano ha penalizado a la citricultura de la Comunitat frente a la de otras regiones productoras, como Murcia o Andalucía, donde el coste de la recolección se sitúa entre un 25 y un 36% por debajo.

Suscríbete a nuestra newsletter