precio nuevo viagra bucodispersable puedo comprar viagra o cialis en farmacia viagra genérico en españa 24 horas precio de cialis generico en farmacias de españa por que los hombres toman viagra cialis online best price

Según la asociación, sólo las perdidas en cítircos serían de 50 millones

AVA calcula al menos 70 millones en pérdidas por las lluvias

La Unió de Llauradors no hace valoraciones al estar todavía muchos campos inundados

Desbordamiento del rio Vaca a su paso por Tavernes de Valldigna. | EFE/ Natxo Francès

Las lluvias torrenciales que han descargado sobre el campo valenciano van a causar importantes pérdidas tanto en los principales cultivos que ahora mismo se encuentran en plena temporada como en las infraestructuras agrarias. Según una primera valoración de urgencia efectuada por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), las pérdidas sufridas a raíz de las últimas precipitaciones alcanzarán al menos los 70 millones de euros, si bien esta cifra podría  llegar hasta los 120 millones en función de la evolución del clima.

Las producciones agrícolas más castigadas son, por este orden, los cítricos, el caqui y las hortalizas. Solo las pérdidas previstas en cítricos –principalmente en clementinas aunque también en naranjas– están valoradas en una horquilla entre 50 y 100 millones debido a la afección directa sobre una cantidad que oscila entre 250.000 y 500.000 toneladas.

Los daños tienen como causas fundamentales la inundación de los árboles, el pixat (una fisiopatía que deteriora la piel de las clementinas) y el aguado (enfermedad causada por el hongo Phytophthora que pudre la fruta). Las comarcas de La Ribera, La Safor, La Costera y la Hoya de Buñol son las más afectadas por esta clase de siniestros en la citricultura.

Las pérdidas en el caqui, de acuerdo con las estimaciones de AVA, se situarán en un rango entre 5 y 8 millones de euros, la mayor parte de las cuales se concentran en la comarca de La Ribera. Un total de 20.000 a 40.000 toneladas de caquis podrían sufrir daños irreversibles. Esta merma se suma al descenso del 35% de la producción que ya habían ocasionado las heladas primaverales y, sobre todo, el pedrisco de julio.

70 millones

Campos inundados, también en el término de Tavernes de Valldigna. | E3

En cuanto a las hortalizas, la incidencia del agua acumulada durante esta última semana supondría unas pérdidas de 1 a 3 millones de euros, mientras que la producción perjudicada se situará entre 2.000 y 4.000 toneladas. Los cultivos que salen peor parados son las cebollas, coles, coliflores y alcachofas en las comarcas de l’Horta y Camp de Túria, tanto por la disminución de cosecha como por los sobrecostes que han de soportar los agricultores en tratamientos fungicidas contra el ataque de hongos. La lluvia también ha retrasado la recogida de la chufa y, a su vez, la posterior plantación de otras producciones hortícolas en esos mismos campos.

Finalmente, AVA cifra entre 10 y 15 millones de euros el alcance de los daños en las infraestructuras agrarias, tales como invernaderos, muros, caminos rurales, canalizaciones, etc. Su presidente, Cristóbal Aguado, advierte que “la situación podría empeorar si en los próximos días sigue lloviendo o si se producen vientos de poniente que agravarían los daños”.

El dirigente agrario solicita a las administraciones que tomen buena nota de las graves dificultades que atraviesa la agricultura valenciana y pongan en marcha medidas para aliviar su situación como la reducción de módulos, la exención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) Rústico, el establecimiento de créditos bonificados y más ayudas para favorecer la contratación del seguro.

La Unió de Llauradors valora las lluvias en general como positivas

La Unió de Llauradors ha preferido resaltar la parte positiva de las lluvias, al señalar que “es un auténtico atrevimiento dar cifras con muchos campos todavía inundados y sin poder acceder a los mismos”. Además, “las lluvias en conjunto servirán para ahorrar riegos, recargar los acuíferos, llenar las cabeceras de los ríos, limpiar los árboles para evitar posibles plagas, aumentar el calibre de la fruta y regenerar los pastos”.

Pese a coincidir con AVA en señalar el tipo de cultivos que más han podido sufrir con la lluvias, y las comarcas que necesitarán más ayuda, La Unió indica que “para los cultivos de interior las lluvias son muy beneficiosas y compensarán en parte los efectos negativos de la sequía que se arrastra desde hace varias campañas. La viña y el almendro acumulan reservas de agua; también el olivar, aunque las lluvias comportarán un ligero retraso en la campaña de recolección, sobre todo en zonas más tempranas. Para los cereales son también muy bienvenidas estas lluvias y sólo retrasará la siembra que empezaba estos días hasta que la maquinaria pueda entrar a los campos”.

Sin embargo, La Unió solicitará una serie de medidas para las personas afectadas, entre ellas exenciones fiscales y de la Seguridad Social, así como que se financien los tratamientos fungicidas de aquellas parcelas donde haya o pueda haber problemas como consecuencia del aumento de costes o incluso financiar el arranque de árboles en el caso de asfixia radicular. También reclamará el urgente arreglo de caminos.

La reserva de agua sube un 1,3 % en el Segura y un 0,6 % en el Júcar

Las lluvias han aumentado las reservas de agua en los embalses de la cuenca del Segura un 1,3 %, hasta alcanzar el 22 % de su capacidad total, mientras que en el Júcar el aumento ha sido del 0,6 %, hasta un 31,5 %, en ambos casos entre 22 y 32 puntos por debajo de la media española.

La reserva de agua en España ha aumentado en la última semana en 222 hectómetros cúbicos hasta los 30.107, un 0,4 %, y los embalses se encuentran al 53,7 por ciento de su capacidad total, informa el Ministerio de Transición Ecológica.

Suscríbete a nuestra newsletter