La información económica de los líderes

Uvesa acepta negociar la regulación de los 800 falsos autónomos

La compañía cárnica ha expresado que de momento no existe ningún acuerdo y que la solución pasa por negociar sin líneas rojas

Archivado en: 

De izquierda a derecha: Rosario Benítez, secretaria de Acción Sindical en FITAG UGT PV; y Yovana Sancho, secretaria del sector de Alimentación de la Federación de Industria de UPV-PV.

Según UGT, la empresa cárnica Uvesa ha aceptado en una reunión mantenida esta semana integrar en su plantilla a los 800 falsos autónomos que mantiene contratados a través de la cooperativa Servicarne. “Accedieron de entrada a asimilar a estos trabajadores“, ha explicado la secretaria del sector de Alimentación de la Federación de Industria de UPV-PV, Yovana Sancho.

De estos más de 800 trabajadores, alrededor de 300 forman parte de la planta que tiene Uvesa en Rafelbunyol (València), el resto se reparten entre Tudela (Navarra) y Málaga. Como exponen desde UGT, los falsos autónomos de Uvesa  y de la industria cárnica en general, se enfrentan a una situación precaria con horarios que exceden en muchos casos las 10 horas diarias, menor protección ante contingencias y, en definitiva, menos derechos laborales.

Se trata de casos de explotación“, ha lamentado Rosario Benítez, secretaria de Acción Sindical en FITAG UGT PV, que además ha explicado que la industria cárnica es la más afectada por este tipo de prácticas fraudulentas. “Utilizan las cooperativas como sistema pantalla para bloquear que el trabajador pueda reclamar sus derechos“, ha expuesto Benítez.

UGT considera positivo que la dirección de Uvesa haya accedido a iniciar este proceso de negociación para regularizar la situación de los falsos autónomos y confía en que pueda finalizar con un acuerdo satisfactorio para las partes que debe acabar, según expresan, con las condiciones de precariedad en las que desarrollan su actividad estos falsos autónomos.

Según ha explicado Sancho, “con grata sorpresa, la dirección de la empresa nos trasladó su disposición -a negociar- pero pide tiempo”. También ha afirmado que el acuerdo no se tiene que centrar únicamente en la regularización ya que habría que encuadrar a los falsos autónomos en su categoría y grupo profesional y en la jornada anual del convenio sectorial, dado que actualmente trabajan un 20% más que el personal propio.

Por su parte, desde Uvesa han manifestado que de momento “no existe ningún acuerdo“. La compañía ha manifestado que la mejor solución a la situación actual es negociar, “sin ninguna línea roja”, tratando de alcanzar los mejores acuerdos entre todas las partes implicadas. También apuntan a que la intención de Uvesa es hacer los máximos esfuerzos para laboralizar a los actuales cooperativistas.

Como exponen desde UGT, la situación de Uvesa se puede generalizar al conjunto de la industria cárnica. Aquí en la Comunitat Valenciana contamos con otro caso de estrecha similitud como es el de Mercavalencia y los falsos autónomos de la cooperativa Workman.

Muchas empresas están dando pasos adelante para llegar a acuerdos, sin embargo aún hay compañías que buscan otras fórmulas para seguir con estas prácticas“, explica Benítez, quien añade que “si se generalizan estas formas de trabajo se romperá el pacto con los ciudadanos por un estado de bienestar“.

 

Suscríbete a nuestra newsletter