La compañía califica de histórico el resultado del tercer trimestre

La guerra del fútbol otorga los mayores beneficios a Telefónica

La televisión de pago Movistar tiene ya 4 millones de clientes

Archivado en: 

La oferta televisiva ha sido, según el consejero delegado de Telefónica Ángel Vilà, uno de los factores que ha convertido el tercer trimestre del año en el mejor de la última década. Telefónica apostó por comprar los derechos de fútbol, lo que le ha proporcionado excelentes resultados.

fútbol

Ángel Vila

Telefónica se hizo, por unos 4.000 millones de euros, con todos los contenidos del fútbol, al adquirir los derechos de emisión de la Liga para el mercado residencial para las tres temporadas de 2019 a 2022 por 2.940 millones, y comprar a Mediapro los derechos de la Liga de Campeones y la Liga Europa en el mercado residencial para las próximas tres temporadas por 1.080 millones.

La oferta deportiva fundamentó las ofertas de las televisiones con derechos -Telefónica y Orange- para captar los clientes de Vodafone, que decidió no adquirirlos alegando que no les salían las cuentas. Para compensar la pérdida del fútbol, Vodafone amplío su oferta de contenidos cinematográficos y series.

Vilà ha anunciado también el acuerdo global con Netflix mediante el cual los contenidos de la plataforma de streaming estarán completamente integrados hacia final de año en la plataforma Movistar.

El mejor trimestre comercial

Telefónica registró entre julio y septiembre de 2018, en plena guerra del fútbol, su mejor trimestre comercial de los últimos diez años en España, con un “récord histórico en portabilidad fija y móvil”, ha informado hoy la operadora.

Las líneas móviles tuvieron una ganancia neta trimestral de 294.000, con un fuerte avance del contrato (un 7 % más), mientras que las líneas de banda ancha fija (6,1 millones, un 1,5 % más) registraron la mejor ganancia neta desde el lanzamiento de Fusión (en el cuarto trimestre de 2012), y sumaron 79.000 accesos, impulsados por el mayor volumen de altas.

Los ingresos del trimestre ascendieron a 3.188 millones (un 0,1 % interanual más) gracias a la estabilidad de los ingresos de servicio y pese al mayor gasto de contenidos en el trimestre, el impacto regulatorio y la pérdida del contrato mayorista con Yoigo/Pepephone.

Entre enero y septiembre, la compañía obtuvo una cifra de negocios de 9.453 millones de euros, un 0,5 % más, y un resultado bruto de explotación de 3.797 millones, un 1,8 % más.

Los clientes de televisión de pago superan los 4 millones, y crecieron un 7 % interanual, tras sumar 101.000 nuevos accesos (el mejor dato desde la adquisición de DTS en 2015), frente a 8.000 en el trimestre anterior.

En cuanto a los clientes de los paquetes convergentes “Movistar Fusión” se situaron en 4,6 millones, un 4 % más, con una ganancia neta trimestral de 81.000, la mayor desde el cuarto trimestre de 2015, alcanzando ya el 90 % del parque de TV, el 87 % de los clientes de banda ancha y el 83 % de los clientes de contrato móvil.

Las unidades inmobiliarias pasadas con fibra hasta el hogar aumentaron a 20,8 millones (552.000 nuevas en el trimestre).

Por otro lado, la inversión en los nueve primeros meses de 2018 se incrementaron a 1.157 millones (un 4,8 % más. EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter