El presidente del IEF advierte de un próximo cambio de ciclo económico

Los empresarios reclaman reformas profundas y no medidas cortoplacistas

La empresa familiar reclama consenso político para alcanzar pactos en educación, competitividad y fomento del crecimiento.

Pedro Sánchez, saluda a Francisco J. Riberas | Kai Foersterling

El presidente del Instituto de Empresa Familiar (IEF), Francisco J. Riberas, ha advertido durante la clausura del  XXI Congreso Nacional  y ante la presencia de Pedro Sánchez, que España no puede permitirse que se sigan adoptando solo medidas de corto plazo “con la finalidad principal de garantizar la gobernabilidad”, y ha abogado por aplicar reformas para avanzar “sin dilación”.

Riberas ha afirmado que la economía española se encuentra hoy en peor estado que en 2008, por ejemplo, en indicadores como el endeudamiento público o el desempleo, para poder afrontar “una posible futura recesión”.

Ese posible cambio de ciclo, que llegará “antes o después”, no puede “pillar” a España “sin los deberes hechos”. “No podemos permitirnos que se sigan adoptando medidas de corto plazo con la finalidad principal de garantizar la gobernabilidad”, ha defendido Riberas.

Por eso, aboga por tomar medidas y aplicar reformas para avanzar “sin dilación”, y ahora, aunque la situación política no es fácil, sería necesario apelar al espíritu del consenso de la Constitución para tomar decisiones importantes para el futuro del país.

Con la finalidad de crear un marco estable, a su juicio, se deben tomar decisiones sobre cuestiones como la educación, un plan de innovación y competitividad, y medidas que favorezcan el crecimiento de las empresas.

Riberas ha opinado que no tienen sentido las continuas reformas educativas de los últimos años y se debe consensuar un plan que permita adecuar la oferta, incluida la formación profesional dual, a las demandas futuras de las empresas en un entorno cada vez más digital. Sobre la competitividad, ha dicho que España no podrá competir por costes laborales en el futuro, sino por productos y tecnologías innovadoras, y niveles excelentes de calidad en sectores como el turismo.

También son necesarias empresas medianas y grandes que tengan efecto tractor para las más pequeñas y que inviertan en desarrollo tecnológico y globalización con el fin de liderar sus mercados.

Según Riberas, “suenan tambores que anuncian una ralentización del crecimiento y un cambio de ciclo económico mundial, y España sigue hoy sin corregir suficientemente algunos defectos del modelo económico que dejó la crisis de 2008, como la escalada del desempleo”.

Sánchez cree que seguiremos creciendo por encima de la media europea

No obstante, Pedro Sánchez ha trasladado un mensaje de tranquilidad y seguridad a los empresarios reunidos en Valencia, ya que España mantendrá en los próximos años el crecimiento económico, incluso por encima de la media europea. Las previsiones apuntan a un incremento del PIB del 2,6% en 2018 y del 2,3% en 2019. Datos que considera “alentadores” como los de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre, en la que se alcanzaron los 19,5 millones de personas ocupadas.

Durante su intervención, el presidente del Gobierno ha recordado que la empresa familiar ocupa en España a dos de cada tres trabajadores del sector privado, que representan el 57% del PIB y que suman más del 88% de todo el tejido empresarial. Sánchez ha reconocido que “España les debe mucho” y les ha animado a “a seguir creando puestos de trabajo, con sueldos dignos y a sumarse al tren de la revolución digital”. El presidente ha dicho que su mayor aspiración es que” las empresas triunfen en su desempeño”, y les ha pedido que sigan abriendo mercados y que continúen con la internacionalización, reiterando la “complicidad del Gobierno con su labor”.

Sánchez ha manifestado que el Gobierno trabaja en la Agenda del cambio para un crecimiento sostenible y justo, con la premisa de mejorar la cohesión social y aumentar la productividad a partir de siete grandes ejes como el cambio climático y la transición energética, la reforma de las políticas activas de empleo, la reforma de las universidades y la formación profesional, el despliegue del 5G, el apoyo al emprendimiento, la digitalización de las administraciones públicas y el fortalecimiento de la calidad institucional para un mejor funcionamiento de los mercados.

Ximo Puig, Fco. J. Riberas y Pedro Sánchez | Kai Foersterling

Suscríbete a nuestra newsletter