La información económica de los líderes

Jorge Pereira: "Hay que crear un sistema de inteligencia competitiva"

El futuro del sector turístico de la Costa Blanca pasa por digitalizar la gestión

Los expertos reunidos en el XIX Foro Internacional de Turismo consideran que los 'Smarts Data' permiten adaptar la oferta a las necesidades de los clientes

Antonio Mayor, Toni Pérez, Francesc Colomer, Esther Algarra y Jorge Pereira.

Benidorm ha acogido esta semana el XIX Foro Internacional de Turismo, organizado por la Cátedra de Estudios Turísticos Pedro Zaragoza de la Universidad de Alicante, la Agencia Valenciana de Turisme (AVT) y el Ayuntamiento de Benidorm. El eje central del encuentro bienal ha sido la utilización de la inteligencia artificial y la información en la mejora de la gestión hotelera en la Costa Blanca. La conclusión, después de escuchar a los diferentes ponentes que participaron, es muy clara y concreta: la apuesta por la digitalización y por la conversión del ‘Big Data’ en ‘Smart Data’ es imprescindible para que el sector mantenga la competitividad.

El profesor de la UA Jorge Pereira, director de la Cátedra Pedro Zaragoza, explica que “el objetivo del foro era alinearnos con la Organización Mundial del Turismo (OMT), que había fijado 2018 como el Año de los Destinos Turísticos Inteligentes. Queríamos poner en valor la vanguardia que supone Benidorm y la Comunidad Valenciana en cuanto a ser destino turístico inteligente”.

Del dato a la información

Pereira considera que “la digitalización es presente y no sólo futuro y que la digitalización nos permite medir para controlar y controlar para mejorar. Esos datos inteligentes, si somos capaces de convertirlos en información, podremos saber qué quieren los clientes, cuándo y cómo lo quieren. Así es más fácil que las empresas diseñen su producto pensando en el cliente, es decir, adaptar la oferta teniendo presente la demanda”.

Jorge Pereira cree que la digitalización es clave en la Costa Blanca para “seguir siendo competitivos, no perder el tren y continuar dando dolor de cabeza a la competencia. Tenemos que crear un sistema de inteligencia competitiva que nos permita adaptarnos más rápido a un entorno cambiante y complicado”.

Esta apuesta por la digitalización llega en un momento en el que la llegada de turistas extranjeros, principalmente británicos, se ha frenado e incluso ha descendido. “Los datos son así, es un entorno que hay que analizar para buscar las causas. Es cierto que venimos de cifras récords y mantenerlas es muy difícil, sobre todo por la recuperación de destinos como Egipto y Turquía, en los que la percepción de seguridad ha mejorado para británicos y alemanes y ha hecho que empiecen a pensar en otros destinos”.

Información inteligente

La clave de apostar por la tecnología y la información inteligente es que, según Pereira, “es que nos permite estar ahí para medir esas tendencias y ser capaces de reaccionar, de saber qué están esperando esos clientes de nosotros. Se trata de generar un ecosistema en el que haya diferentes actores, desde la Administración Pública, a asociaciones turísticas y los propios empresarios, que estemos todos en él remando en una misma dirección”.

El director de la Cátedra de Estudios Turísticos Pedro Zaragoza cree que todo el sector en la Costa Blanca tiene muy claro cuál es la apuesta, “aunque es cierto que hay cierta incertidumbre cuando tienes que trasladar todo esto a una pyme, pero las asociaciones están para poner el ‘Big Data’ a disposición de esos usuarios y que entre todos se vayan mejorando estrategias. El sector en Benidorm y en la Costa Blanca lo tiene muy interiorizado”.

A lo largo de los dos días de análisis y ponencias, todos los participantes han coincidido en que implementar la inteligencia artificial y la digitalización son imprescindibles para el sector turístico de la Costa Blanca. Susana Peña, experta en la investigación de mercado en GfK Retail and Technology España, afirmó en su intervención que el mercado ya está sumido en “un darwinismo digital” que supondrá que todos los entes que no se adapten a la transformación digital van a desaparecer.

Conoce a tu cliente

La transformación será complicada porque “va a exigir iniciar procesos operativos en los que se tienen que utilizar las nuevas tecnologías para conocer mejor a los clientes y para dar una mejor respuesta a sus necesidades. Peña indicó que el 65% de las compañías ya cuentan con equipos de análisis de datos, aunque un 65% también declara tener dificultades a la hora de analizar esos datos. El ‘Big Data’ facilita “tener una idea más acertada del perfil del cliente gracias a la huella digital que va dejando a través de su navegación en la red y de su comportamiento como consumidor”.

Por su parte, Luis Javier Gadea, gerente de Investigación, Desarrollo e Innovación Turística de Segittur, apostó por el Data “como el nuevo petróleo” y, de hecho, “cada vez son más las empresas y las compañías que se dedican a la gestión de los datos, porque se ha visto en ello una oportunidad de negocio”. Gadea explicó que estas empresas se dedican a facilitar una información más trabajada y ajustada a las necesidades de cada cliente.

Juan Gascón, director de Contenidos Digitales e Innovación de Ametic, se centró en la necesidad de nuevos esquemas de colaboración público-privada y en desarrollar el talento digital “que permita surfear el tsunami digital”. Gascón vaticina que con el despliegue del 5G, “van a aparecer servicios, productos y aplicaciones que todavía no imaginamos. La amenaza es para aquellos que no sepan ser capaces de gestionar el cambio que plantea una nueva economía interconectada de productos y servicios y también productos que generan servicios y viceversa”.

Pedro Molleda, vicepresidente Business Intelligence en NH, incidió en la manera en la que “la tecnología influye en nuestra forma de viajar y en la necesidad de aproximarse al cliente, de hacer la transformación tecnológica que sea precisa para recoger la información más precisa del cliente y tener un contacto más cercano y personalizado con él. En Business Intelligence cualquier proyecto se basa en el uso avanzado de la información”.

Demasiada protección

En otra de las mesas celebradas durante el Foro, el presidente de AlicanTEC y miembro del Consejo de Sabios sobre Inteligencia Artificial y Big Data de la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y Agenda Digital, Andrés Pedreño, dijo que la digitalización “no es una opción. Es la única vía para sobrevivir y ser competitivos. España debe ser una potencia líder en la aplicación de la tecnología digital, que transformará todos los sectores, maximizará al satisfacción y determinará la competitividad del sector turístico”.

En el caso de España, Pedreño consideró que el proceso “se está enfocando bien, pero nos hemos retrasado. Aún no tenemos un libro blanco de la digitalización, en la actualidad en fase de elaboración”. También criticó la existencia de “demasiadas leyes sobre la privacidad o la propiedad” que provocan que los gigantes tecnológicos “estén en Estados Unidos o China”.

Por su parte, el fundador de Destinia, Amuda Goueli, dijo que la cuarta revolución industrial, la digital, está en su tercera fase, la de la inteligencia artificial. “No hay que tener miedo de la tecnología porque aplicarla ofrece importantes oportunidades a las empresas turísticas para mejorar su experiencia”.

La directora de Tecnología e Innovación en IBM, Elisa Martín, trasladó al sector turístico que no pueden “obviar” la revolución digital y que “las experiencias se están transformando a partir del análisis de datos que, mediante algoritmos, permiten personalizar la oferta que se plantea a cada cliente o usuario”.

El Foro Internacional de Turismo, que en el año 2020 alcanzará su edición número 20 y que fue clausurado por el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, ha sido un auténtico éxito, con más 315 participantes que días antes de iniciarse ya habían completado el aforo del recinto de la capital de la Costa Blanca.

Suscríbete a nuestra newsletter