La información económica de los líderes

Iniciativa conjunta entre AIJU, AIMPLAS y el Centro Tecnológico Ainia

Investigan cómo mejorar los controles sanitarios de los alimentos envasados

Se estudiará la aparición de NIAS en el procesado térmico de conservación de los alimentos envasados y en su posterior cocinado

Productos frescos en envases de plástico.

Gran parte de los alimentos que consumimos en la actualidad vienen envasados o se cocinan en envases de plásticos. A pesar de que los actuales materiales y controles cumplen con las normativas sanitarias, los institutos tecnológicos de Producto Infantil y Ocio y  el del Plástico seguirán avanzando en contar con nuevos parámetros de seguridad para los consumidores. Ambos, coordinados por el centro tecnológico Ainia, desarrollarán el proyecto Niasafe con el objetivo de generar una metodología para identificar y controlar las denominadas sustancias no añadidas intencionadamente (NIAS)

Por otra parte, las pymas serían las principales beneficiarias de esta investigación, pues los procedimientos mejorarán los actuales sistemas de identificación y control de las NIAS y, por lo tanto, de mejora de la seguridad alimentaria en envases plásticos en contacto con alimentos. Estas sustancias son compuestos químicos de muy variada naturaleza que pueden aparecer en materias primas poliméricas y también en productos finales o semielaborados a partir de éstas durante el procesado. Debido a la naturaleza desconocida de estas especies químicas y su posible efecto perjudicial sobre los seres humanos, la legislación de materiales plásticos en contacto con los alimentos ha hecho hincapié en la evaluación de riesgos de dichas sustancias, además de trabajar con buenas prácticas de fabricación para reducir su presencia.

En 2017, AIJU abordó de forma sistemática el análisis de estas sustancias en materiales plásticos en contacto con alimentos como investigación en el marco del proyecto Controlnias. Durante 2018, los avances y resultados obtenidos han permitido que dicha investigación continúe, dentro del proyecto “Desarrollo de una metodología innovadora para la identificación y la evaluación de riesgos de NIAS en los plásticos en contacto con alimentos”.

En el marco de este proyecto, la investigación se ha distribuido por grupos de artículos de plástico que engloban al menaje de hogar y a los envases de un solo uso. Además, se investigan los procesos de producción de estos materiales y su posible incidencia en la presencia de NIAS. También se va a estudiar la interacción con el alimento. En concreto, la posible aparición de NIAS en el procesado térmico de conservación de los alimentos envasados y en su posterior cocinado.

El proyecto pretende abarcar también la evaluación toxicológica de las sustancias encontradas y la realización del análisis de riesgo correspondiente, por lo que se incorporarán sistemas de análisis de citotoxicidad y genotoxicidad.

Así pues, se trabaja en las dos corrientes de interés en el estudio de NIAS, su control y eliminación. Por una parte, desde el punto de vista analítico-químico y, por otra, en los avances para evaluar de forma rigurosa la exposición a un riesgo toxicológico para la salud por sustancias muchas veces desconocidas. Esto último se realizará mediante cultivos celulares en el laboratorio de bioensayos de Ainia.

El proyecto Niasafe fue recientemente aprobado por el Ivace con la cofinanciación de los fondos Feder de la UE. Una vez concluido, se prevé la transferencia y difusión de metodologías de identificación y control desarrolladas a las empresas de la Comunidad Valenciana relacionadas con toda la cadena de valor, desde la fabricación de la materia prima del envase o artículo hasta el envasado de los alimentos o el uso final en contacto con los alimentos, de forma que las pymes puedan aplicarlas para conocer y reducir los riesgos de la exposición debidos a la formación de sustancias desconocidas, lo que finalmente beneficiará a los consumidores de la sociedad valenciana.

Suscríbete a nuestra newsletter