El 70% de los establecimientos de la Costa Blanca estarán operativos

Los hoteles de Benidorm apuestan por abrir en otoño pese al frenazo del verano

La tasa de ocupación en los alojamientos de la provincia vinculados a APHA cayó en septiembre un 1,6%, y la media acumulada se queda en el 78,9%

Turistas practican deporte en una de las playas de Benidorm.

Los hoteles de Benidorm y de la Costa Blanca, agrupados en Hosbec, apuestan por abrir en los meses de otoño, a pesar de que ha sido un verano irregular en la zona, y más aún en la ciudad turística por excelencia por culpa del mercado británico.

Los últimos datos que maneja Hosbec es que existe en Benidorm un descenso continuado de pernoctaciones del mercado británico desde el inicio del año, descenso que se traduce en 420.000 pernoctaciones menos hasta el momento. En total, durante los nueve primeros meses del año 2018, el mercado británico ha registrado 3,8 millones de pernoctaciones frente a las 4,2 millones del mismo periodo de 2017.

De la planta hotelera de Benidorm, únicamente cerrarán el 27% de las plazas. Los meses que se concentran mayor número de plazas cerradas son: diciembre (5.765), enero (6.828) y febrero (5.576). Las razones por las cuales se cierra es por el fin de temporada (18%) y por mejoras en el establecimiento (9%).

En cuanto a los apartamentos, permanecerán abiertos el 82%, cerrando únicamente para dar vacaciones (2%) y por fin de temporada (18%), mientras que los campings de Benidorm, pese a ser el destino que más pernoctaciones tiene de toda España y la mayor estancia media, algunos establecimientos (30,9%) echan el cierre por fin de temporada.

En el conjunto de la Costa Blanca, incluyendo los datos de Benidorm, los hoteles, con un 70% de plazas abiertas, siguen la tendencia de Benidorm. En este caso quedan abiertas el 69,7% de las plazas que pertenecen a Hosbec. El motivo del cierre es por fin de temporada (19%), por obras de mejora (10%) y 1% por vacaciones.

Permanecerán abiertos el 72% de los apartamentos, cerrando únicamente para dar vacaciones (1,9%) y por fin de temporada (26,1%), y los campings estarán abiertos de media el 78,7% de las plazas de la Costa Blanca. El cierre es por vacaciones (21,3%)

Hoteles de la provincia

La Asociación Provincial de Hoteles y Alojamientos Turísticos de la Provincia de Alicante (APHA) también dio ayer a conocer los datos de ocupación del mes de septiembre, que en conjunto han descendido aunque de manera desigual.

En la ciudad de Alicante, tras un agosto que logró igualar el nivel de 2017, septiembre refleja nuevamente una caída de la tasa de ocupación para los establecimientos hoteleros y alojamientos turísticos. El dato se sitúa en un 91,8% frente al 92,8% de hace un año, un descenso de un punto que devuelve la ocupación a la senda de la desaceleración que se viene registrando desde mayo.

El comportamiento de la demanda extranjera explicaría este registro. La llegada de turistas internacionales a España en su último dato disponible (agosto), cae en 1,9 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2017. La recuperación de destinos competidores del Este y Sur del Mediterráneo, resta turistas europeos —británicos y alemanes fundamentalmente a los destinos de sol y playa españoles.

Asimismo, el impacto de la oferta turística no reglada es creciente y supone una amenaza para el sector pues, por una parte, supone una sobreoferta que reduce la tasa de ocupación y, por otra, deteriora la imagen y compromete la calidad global de los destinos españoles. Frente a este fenómeno, se están dando pasos en la dirección correcta, pero es necesario un esfuerzo de coordinación entre todas las administraciones y operadores privados que ofrezca una respuesta uniforme que asegure la sostenibilidad del modelo turístico, la convivencia y la hospitalidad.

Para el conjunto de los establecimientos hoteleros y alojamientos turísticos que forman parte de APHA en la provincia de Alicante, septiembre se ha comportado de manera parecida a la capital. La tasa de ocupación se ha situado en un 86,6%, 1,6 puntos por debajo de la cifra de 2017.

En todas las localidades y zonas turísticas se han registrado caídas respecto a los valores del pasado año, pero hay diferencias significativas. Los mejores datos de ocupación se dan en Jávea, que alcanza un 94,5%; Playa de San Juan, que llega al 89,4%; y El Campello, con un 87,9%. En el otro extremo están los establecimientos de interior que se han conformado con un 43,5%, Santa Pola con un 47,3% y Orihuela con un 48,0%. Elche se queda en un 78,9% frente a los 81,0 del mismo mes de 2017.

La tasa de ocupación acumulada desde enero hasta septiembre se sitúa en un 78,9%, apenas una décima por encima del valor para el mismo periodo de 2017. El diferencial de más de cinco puntos de inicios de año se ha ido reduciendo paulatinamente hasta prácticamente igualarse a estas alturas del año.

Los turistas internacionales siguen siendo mayoritarios, concentrando un 70,2% del total frente al 29,8% de visitantes nacionales. Entre los turistas extranjeros sobresalen los procedentes de Reino Unido ( 22,8%), seguidos de noruegos (6,6%) y suecos (6,5%).

Para la demanda nacional, han sobresalido los que tienen su origen en la Comunidad de Madrid, que han llegado al 24,78%, seguidos de los que proceden de la propia Comunitat Valenciana (20,76%) y Andalucía (9,81%).

 

Suscríbete a nuestra newsletter