La información económica de los líderes

El responsable de análisis macroeconómico, Rafael Doménech, ve factible el déficit del 1,8% si las administraciones públicas se ciñen estrictamente al presupuesto

BBVA Research coincide con el Gobierno y sitúa el crecimiento en el 2,6%

Esta rebaja del PIB proviene de un menor incremento del consumo privado, así como de las exportaciones de bienes y de los flujos turísticos

Archivado en: 

Equipo de BBVA Research que ha elaborado el informe Situación España: Rafael Doménech, Jorge Sicilia y Miguel Cardoso

Las previsiones realizadas por BBVA Research en su último informe ‘Situación España‘ presentado hoy, sitúan el crecimiento del PIB para la economía española en el 2,6% en 2018, lo que coincide con las estimaciones del Gobierno español. Para 2019 se ha producido también un ajuste a la baja de las previsiones de crecimiento, situándose en el 2,4%, según el informe, mientras que el Ministerio de Economía y Empresa apunta a que se situará en el 2,3%.

Esta revisión a la baja está asociada al menor crecimiento tanto de las exportaciones como del consumo privado. Según apunta el estudio, se observa una moderación del consumo privado, ya que la demanda embalsada parece haberse agotado, y también porque durante los dos últimos años, el gasto de las familias ha crecido por encima de lo consistente con el ritmo de recuperación de variables como su renta disponible y su riqueza.

Rafael Doménech,  responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, señaló durante la presentación del informe que ve factible el déficit del 1,8% contemplado por el proyecto presupuestario presentado por el Gobierno, siempre que todas las administraciones públicas se ciñan estrictamente a lo presupuestado.

“Aplicado a nuestro escenario para 2019 hay una ligera diferencia del orden de dos décimas más del gasto sobre el PIB y algo más de una décima menos de ingresos”, ha añadido Doménech, quien achaca esa diferencia a los próximos procesos electorales.

Por su parte, el Ministerio de Economía y Empresa coincide en que el menor crecimiento se explica por un comportamiento menos favorable de la demanda externa, además apunta a los cambios en las cifras de contabilidad nacional trimestral publicados por el INE, que reduce en una décima el crecimiento del primer trimestre de 2018.

A pesar de lo anterior, el informe de BBVA Research destaca que son varios los factores que podrían mantener el crecimiento relativamente elevado y más de medio punto por encima del de la UEM. Por ejemplo, apunta a que  las exportaciones de bienes podrían mostrar una aceleración dada la continuación de la recuperación en los principales socios comerciales, la reciente depreciación del euro frente al dólar, las expectativas de una reversión parcial en la actual tendencia en el precio del petróleo y la ausencia de presiones inflacionarias a nivel doméstico. Además, la inversión, ya sea en construcción como en maquinaria y equipo, muestra crecimientos relativamente elevados.

Asimismo, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha señalado que España sigue manteniendo tasas de crecimiento robustas, por encima de los países de nuestro entorno, que se han ido moderando progresivamente desde 2015. Ha explicado, a su vez, que “esta bajada en la estimación del PIB para este año y el que viene se debe a una revisión en el ciclo económico y a las menores previsiones que hacen organismos nacionales e internacionales, pero que, en ningún caso, es un cambio de tendencia ya que la economía sigue fortalecida“.

Por último, según apunta el servicio de estudios de BBVA Research, la incertidumbre respecto al ritmo de crecimiento aumenta, tanto a nivel global como en España y aunque los efectos de contagio son reducidos en términos comerciales, es necesario reducir la incertidumbre sobre las medidas que se implementarán durante los próximos años, dada la desaceleración que muestra la economía, los elevados desequilibrios que aún persisten y un entorno externo cada vez más vulnerable.

Suscríbete a nuestra newsletter