La información económica de los líderes

Hasta ahora, diagnosis y terapia se han desarrollado desde una perspectiva masculina, cuando los resultados por sexo presentan notables diferencias

La Fe aborda el tratamiento oncológico desde la perspectiva de género

 / 
Archivado en: 

Alrededor de un centenar de profesionales y pacientes de València han debatido en el Hospital Universitari i Politècnic La Fe las diferencias de género en el cáncer de pulmón debido a un aumento específico de la incidencia de la enfermedad en la mujer y con características en parte diferentes a las del hombre.

La jornada pretende sensibilizar sobre la importancia del género en la medicina de precisión así como la necesidad de un abordaje personalizado en las campañas de prevención y en todas las etapas de esta enfermedad.

El cáncer de pulmón es el tumor más frecuente en el mundo con más de 1.800.000 nuevos casos cada año. En España en 2017 se diagnosticaron 28.645 nuevos casos, de los cuales un 82% fueron en hombres y un 18% en mujeres. En el Hospital La Fe estas cifras alcanzan los 300 nuevos casos diagnosticados al año, de los que un 23% corresponde a mujeres.

No obstante, mientras que en el hombre hay un descenso de la mortalidad, el cáncer de pulmón en las mujeres españolas ha aumentado hasta cinco veces en los últimos doce años y en la Comunitat Valenciana es ya la segunda causa de muerte por cáncer en el sexo femenino.

A diferencia de los hombres, un mayor porcentaje de mujeres que desarrollan cáncer de pulmón nunca han fumado (el 20% de las muertes por esta enfermedad en las féminas ocurren en no fumadoras). En el caso del sexo masculino, esta situación sólo ocurre en 1 de cada 12 varones.

Diferencias en el diagnóstico, tipología y tratamiento

Las principales diferencias que se dan entre ambos sexos se producen en el diagnóstico (se detecta más en mujeres menores de 50 años) , en el tipo de tumor y en el tratamiento.

Así, dado que la composición corporal de las mujeres es diferente a la de los hombres, esto hace que la farmacocinética de los medicamentos sea diferente en un sexo y en otro.

Esta situación provoca discrepancias en cuanto a la toxicidad y la eficacia de los fármacos en ambos sexos y hay que tener en cuenta que los ensayos clínicos en ocasiones no son representativos porque no se han separado por sexos.

Cabe apuntar, asimismo, que hasta el año 1993 no se permitió la inclusión de mujeres en los ensayos clínicos fase I/II donde se estudia la dosis óptima. Aún hoy en día, en los diferentes ensayos, incluso los fase III el porcentaje de mujeres es inferior al 40%. Todo ello puede llevar que cuando se aplique una terapia de acuerdo a la superficie corporal pueda ser más tóxica en las mujeres y que la efectividad no sea la misma. Por otro lado, se sabe que ciertos efectos secundarios como las náuseas y vómitos son mucho más frecuentes en las mujeres que en los hombres

Novedades puestas en marcha por el Hospital La Fe

En el marco de este abordaje de género, el Hospital La Fe ha puesto en marcha un proyecto con secuenciación masiva para un estudio más amplio del perfil molecular del cáncer de pulmón por sexos.

También ha participado en estudios como el denominado IMPULSO, que tratan de valorar el impacto familiar y social en la mujer con cáncer de pulmón. Próximamente van a desarrollar otro proyecto donde se valorará si existen diferencias en los síntomas iniciales en las mujeres así como en el tiempo que pasa hasta la consulta, y los motivos por los que no se consulta antes.

Suscríbete a nuestra newsletter