El estudio valenciano servirá de base para el que se realizará para determinar las enfermedades profesionales de este colectivo profesional

El Invassat marca las condiciones laborales de las camareras de piso

El informe científico del Invassat sobre las condiciones laborales de las camareras de piso servirá de modelo para el que realizará el Ministerio de Empleo sobre las enfermedades profesionales de estas trabajadoras. Esta ha sido una de las conclusiones de las Mesa por la Calidad en el empleo del sector del turismo que se ha celebrado hoy en Madrid.

La Comunitat Valenciana fue la primera autonomía en realizar un análisis científico con el objetivo de comprobar las condiciones de trabajo, especialmente de carácter ergonómico asociadas al puesto de trabajo de camarera de piso del sector hotelero. En concreto, se han visitaron 192 centros de trabajo que suponen un 42% de los hoteles de 3, 4 y 5 estrellas en la Comunitat.

Asimismo, la Mesa por la Calidad del Turismo ha acordado que el síndrome del túnel carpiano sea reconocido como enfermedad profesional para la actividad profesional que realizan las camareras de piso.

Para la realización de este informe pionero, el personal técnico del Invassat contó con la colaboración de las empresas hoteleras, las propias camareras de piso y los representantes sindicales.

Situación actual del sector hotelero valenciano

Del informe se desprende que predomina la contratación de camareras de piso como personal propio del hotel, siendo únicamente un 10 % aproximado de los hoteles, los que hacen uso de empresas de servicios o empresas de trabajo temporal de forma exclusiva.

El estudio concluye que prácticamente en la totalidad de las tareas desempeñadas por las camareras de piso se identifican posturas forzadas como factor de riesgo ergonómico debido a empujes y arrastres en la manipulación de carros de limpieza, carros de ropa limpia y “amenities“, transporte de cargas a más de un metro (material de limpieza, ropa de cama, fuerzas aplicadas al escurrir mopas, mochos, movimientos repetitivos en la limpieza de cristales o mamparas y manipulación manual de cargas (cubos de agua, etc.)

En relación al sistema de gestión de la prevención implantado en los hoteles, se observa que en líneas generales, la mitad de los hoteles no realiza las evaluaciones ergonómicas específicas de cada factor de riesgo.

Respecto a las molestias percibidas por las camareras de piso, el 66% de las mismas percibe molestias en la zona dorsal-lumbar de la espalda, seguidas por las molestias en hombros, brazos y cuello, que están por encima del 50%. Cerca de la media percibe molestias en antebrazos, muñecas y manos así como en piernas y pies. Finalmente, y en menor porcentaje, se perciben molestias en las rodillas, caderas, nalgas y muslos. Estas molestias percibidas, aumentan con la edad de la camarera de piso así como con la antigüedad en el puesto.

Por último, el Invassat ha propuesto una serie de buenas prácticas que mejorarían la salud laboral de este colectivo. Así, a nivel técnico propone camas elevables, con ruedas y el cambio en el instrumental de trabajo como palos telescópicos, cinturones portaobjetos, escobas aspiradoras en lugar de las convencionales, cubos con sistema de escurridos y retenedores de puertas. A nivel organizativo propone optar por un reparto de trabajo por puntos o peso que permita un reparto más equitativo del mismo, además de controlar de forma más efectiva la cantidad de trabajo que se le asigna a cada trabajadora y la utilización de cifras más manejables.

Asimismo, propone un sistema de fregado plano con mopa. De esta manera se elimina el uso de mocho, y por tanto, la torsión de muñeca en el escurrido, así como la manipulación de cubos de agua, que se incorpore el mozo de habitaciones como apoyo a las camareras de piso o la organización del trabajo por parejas.

Suscríbete a nuestra newsletter