La información económica de los líderes

Enfocado también a la calidad en el calzado infantil

Inescop recibe 11 millones del Ivace para obtener materiales más sostenibles

Estas investigaciones forman parte de las 11 acciones previstas este año y se amplía a aspectos como la fabricación avanzada en 3D

 / 

Uno de los laboratorio del Instituto del Calzado.

El Instituto Tecnológico del Calzado espera obtener este año nuevos materiales más sostenibles y seguros para el calzado infantil que permita sustituir algunas sustancias que son perjudiciales. Con una inversión de dos millones de euros a través del Ivace, hay abiertas once acciones centradas en obtener cómo ajustar el calzado a las necesidades del pie infantil, ya que de esto depende el correcto crecimiento del pie y la ausencia de emisiones  durante la etapa infantil.

Estas investigaciones forman parte de los proyectos que el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial ha respaldado para Inescop y que cuenta con co financiación europea. “Se trata de acciones destinadas al fortalecimiento del sector y que cuentan con la necesaria colaboración de las empresas, a quienes van dirigidas las investigaciones de los centros tecnológicos”, ha señalado la directora general del Ivace, Júlia Company.

Hoy por hoy los institutos tecnológicos son el primer proveedor de servicios de I+D+i empresarial y de difusión de la innovación en la Comunitat, algo  de lo que se ha de aprovechar el tejido empresarial”, ha indicado la titular autonómica. Pese a que la Comunitat Valenciana es la primera región española productora y exportadora de calzado, sus empresas, en su mayoría pyme se encuentran en competencia directa con empresas de países como Francia, Alemania e Italia “ lo que hace más necesario contar con productos con alto valor añadido”.

Fabricación avanzada y sostenibilidad

En materia de fabricación avanzada, Inescop acerca soluciones tecnológicas adaptadas a las necesidades de las empresas. Es el caso de la impresión de hormas en 3D mediante fabricación aditiva para la fabricación de muestras; el desarrollo de diferentes sistemas robóticos para la manipulación de las piezas de piel que conforman un zapato o una aplicación móvil que obtiene tu talla exacta de pie en función del fabricante.

La industria de calzado se encuentra inmersa en un proceso de transformación hacia un modelo de economía circular, en este sentido el Instituto trabaja en la revalorización de residuos de piel acabada mediante la obtención de colágeno y su introducción de nuevo en los procesos de curtición y en el desarrollo de pieles con facilidad de biodegración que minimicen el impacto ambiental.

Por otra parte, está abierta la línea de investigación para el desarrollo de un calzado termorregulador que contribuya a la reducción del estrés térmico, el cual puede afectar al rendimiento del usuario, su deambulación, así como a la salud del pie. Al mismo tiempo, y debido a la irrupción de nuevos materiales en la industria de calzado,el Instituto del Calzado tiene el reto de avanzar en las tecnologías de unión, tan importante en esta industria, además de buscar procesos de pegado más ecoeficientes y sostenibles, tanto con el medio ambiente como con el operario.

Suscríbete a nuestra newsletter