La información económica de los líderes

La ocupación hotelera en Benidorm cae un 2,2% en julio respecto a 2017

Mayor: "Vamos a tener que enmarcar los resultados de 2017 porque seguramente pasará mucho tiempo hasta que los volvamos a ver"

 / 
Archivado en: 

Antonio Mayor, presidente de la patronal hotelera

Según los datos de ocupación obtenidos por BigDataHosbec, la ocupación hotelera registrada en Benidorm durante la 2ª quincena de julio ha sido del 89,1% lo que significa una caída de 1,5 puntos respecto al resultado de 2017. La media mensual de julio se ha consolidado también en el 89% lo que supone un receso de 2,2 puntos respeto a julio de 2017.

Por nacionalidades de procedencia, el turista nacional recupera la primera posición del podio y representa el 46%, con un crecimiento en pernoctaciones superior al 10%, lo que se traduce en más de 496.000 en el mes de julio. En el otro lado de la balanza se encuentran los británicos, con un 37,4% de cuota de mercado, y que caen en la misma proporción del crecimiento de españoles. Suponen 448.000 pernoctaciones en el mes.

Es destacable también el buen comportamiento del mercado portugués, que con un 4% de cuota se consolida como segundo origen internacional con un crecimiento del 50% sobre el número de pernoctaciones registradas durante julio de 2017.

La previsión de ocupación para la primera quincena de agosto anuncia ya un nuevo dato negativo, ya que se sitúa en el 84,8% en este momento, y con la reserva de última hora y alguna acción de promoción y estímulo de demanda podrá superar ligeramente el 90% en el dato final.

Antonio Mayor, presidente de Hosbec, ha sido muy gráfico en su descripción de la situación: “No sabemos qué día del verano 2018 vamos a colgar el cartel de completo. De momento parece que ninguno”. Y es que los datos de ocupación que se van confirmando ratifican ya las previsiones que se hacían desde el sector empresarial, que anunciaron 2 puntos menos desde casi principios de año. “Vamos a tener que enmarcar los resultados de 2017 porque seguramente pasará mucho tiempo hasta que los volvamos a ver en nuestros registros”, ha apostillado.

Varios son los factores que se barajan desde Hosbec como causa de estos descensos. El presidente de la patronal turística de la Comunitat ha indicado que “el buen tiempo reinante de forma constante desde hace dos meses en toda Europa ha hecho que una gran parte de los turistas británicos y centroeuropeos no hayan sentido la necesidad de salir de vacaciones para huir del mal tiempo en sus lugares de residencia”.

El crecimiento explosivo que están experimentando los destinos competidores de Turquía y Egipto principalmente han sido el otro elemento distorsionador de la ocupación hotelera. Según Mayor, “esperábamos que estos países despertaran este año del letargo en el que han estado sumidos desde hace casi una década, pero nos ha sorprendido la rapidez con la que se están haciendo con el mercado europeo”.

Para el presidente de Hosbec los datos de 2018 no son preocupantes pero sí adelantan “un nuevo horizonte mucho más complicado que lo que hemos vivido en estos últimos años. Dejamos de llevar viento de cola y ahora nos toca remar y la pendiente se está poniendo cuesta arriba”.

Mayor también ha recordado que “una gran parte de esta demanda perdida se ha ido por el grifo del alojamiento y la hotelización de las viviendas, sobre todo para aquellos clientes a los que importa más el coste del alojamiento que el propio servicio prestado así como la comodidad, seguridad y fiabilidad que ofrece un alojamiento reglado frente a una oferta ilegal”.

Suscríbete a nuestra newsletter