Permitirán incrementar la generación de electricidad a partir de energías renovables y aumentarán la seguridad del suministro eléctrico en el mercado ibérico

Iberdrola construirá tres grandes presas en Portugal con apoyo del BEI

Durante toda la fase de construcción se generarán hasta 13.500 empleos

Archivado en: 

La vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, esta mañana en Madrid

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha concedido un préstamo de 650 millones de euros a Iberdrola para respaldar la construcción de tres nuevas grandes presas y centrales hidroeléctricas, incluida una planta con sistema de bombeo, que se ubicarán en el norte de Portugal, en los ríos Támega y Torno. Con una inversión aproximada de 1.500 millones de euros, las nuevas infraestructuras de la compañía tendrán una potencia total de 1.158 megavatios (MW) y entrarán en funcionamiento en 2023.

El proyecto aumentará la capacidad de almacenamiento de energía en la UE, prestará servicios a los operadores de la red ibérica y, además, incrementará la cuota de energías renovables en el mix energético portugués. A su vez, se reducirá la dependencia del mercado ibérico de la energía fósil, así como las emisiones de CO2.

A través de este acuerdo, el BEI contribuye a la construcción de tres nuevas grandes presas y centrales hidroeléctricas, incluida una planta con sistema de bombeo, que se ubicarán en el norte de Portugal, en los ríos Támega y Torno. Con una inversión aproximada de 1.500 millones de euros, las nuevas infraestructuras de la compañía tendrán una potencia total de 1.158 megavatios (MW) y entrarán en funcionamiento en 2023.

Los mercados eléctricos de España y Portugal se beneficiarán de estas nuevas infraestructuras, ya que, al aumentar la capacidad de generación y almacenamiento, las nuevas centrales proporcionarán una mayor flexibilidad y seguridad de suministro energético al mercado ibérico de la electricidad. El proyecto fomentará la actividad económica y el empleo, ya que durante toda la fase de construcción será necesaria la contratación de hasta 13.500 personas, entre los empleos directos e indirectos. Asimismo, en la fase de operación se generarán varios centenares de puestos de trabajo.

El proyecto forma parte del Programa Nacional Portugués de Presas de Alto Potencial Hidroeléctrico (PNBEPH, por sus siglas en portugués) y la promotora, Iberdrola, ha resultado adjudicataria de la concesión para el diseño, construcción y explotación de las centrales mediante concurso público.

La vicepresidenta del BEI, Emma Navarro ha destacado el impacto positivo de este proyecto para fomentar el desarrollo de energías limpias y su contribución al crecimiento económico y a la creación de empleo en Portugal. “Este acuerdo representa un nuevo paso en la implementación de las políticas energéticas de la UE y de los objetivos de acción climática. Esta financiación del BEI apoyará el aumento de las energías renovables en el mix energético portugués y contribuirá a un suministro de energía seguro y sostenible. El BEI está especialmente comprometido con la financiación de proyectos renovables”.

Por su parte, el presidente y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Galán, ha señalado: “Este acuerdo supone un paso más en nuestra colaboración con el BEI y marca un nuevo hito en uno de los mayores proyectos energéticos de la historia de Portugal. En su desarrollo se combinan tres de las grandes apuestas de Iberdrola: el incremento de potencia de generación limpia, el desarrollo de nueva capacidad de bombeo y la financiación sostenible. El 23% de nuestra financiación tiene ya formato verde”.

Suscríbete a nuestra newsletter