La información económica de los líderes

Es vicepresidenta del Club de Empresas Responsables y Sostenibles de la Comunitat Valenciana (CE/R+S) y directora de desarrollo sostenible en Hidraqua

Amelia Navarro presidirá la comisión de trabajo sobre RSE de la CEV

El grupo de trabajo refuerza el compromiso de la CEV por la responsabilidad social y la sostenibilidad

 / 
Archivado en: 

Amelia Navarro, vicepresidenta del Club de Empresas Responsables y Sostenibles de la Comunidad Valenciana (CE/R+S), ha sido elegida presidenta de la Comisión de Trabajo de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV). Este nombramiento confirma el posicionamiento del CE/R+S como referente en esta materia, un año después de su constitución.

El Club tiene como objetivo promover e impulsar la responsabilidad y sostenibilidad empresarial desde el punto de vista social y medioambiental, como complemento y apoyo a la sostenibilidad económica de las empresas. Actualmente, está integrado por 26 entidades, de diferentes sectores y perfiles.

Amelia Navarro es directora de Desarrollo Sostenible y gerente de Sistemas de Gestión de Hidraqua, con responsabilidades en diferentes sociedades del grupo. Forma ya parte de la Comisión de Industria y de la Comisión de Innovación de la CEV (en representación de Hidraqua), así como del Comité de Dirección de RIS3CV, en representación de la patronal. Además, es miembro del Consejo de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Alicante (por Aguas Municipalizadas de Alicante, E.M.) y de la junta directiva del Círculo de Economía de Alicante.

La patronal empresarial de la Comunitat Valenciana ha incluido la RSE como una de las áreas prioritarias de trabajo en la etapa que ha abierto con la definición de su nuevo organigrama y la elección de sus órganos de gobierno. “Ser una empresa responsable no es una opción, es una obligación. La responsabilidad social es sinónimo de sostenibilidad, competitividad y generación de valor compartido”, subraya Salvador Navarro, presidente de la CEV.

En esta línea, Amelia Navarro apunta que “todas las empresas han de ser responsables en su actividad: con principios éticos y de buen gobierno, con su equipo humano, con sus grupos de relación, con el entorno ambiental y social en el que operan o donde pueden impactar. El contexto es cada vez más exigente y la sostenibilidad, como parte del modelo de gestión y de manera integrada en todas las áreas y procesos, hace que las empresas sean más competitivas, más comprometidas y transparentes y mejor valoradas por la sociedad”.

Las estrategias europeas y la normativa nacional y autonómica se orientan en esta dirección. Respecto al ámbito regional, acaba de ser aprobada la Ley Valenciana de Fomento de la Responsabilidad Social –en los próximos meses se abordará su desarrollo reglamentario- y cada vez más Administraciones, organismos y empresas públicas incorporan criterios y requisitos sociales y medioambientales en los pliegos de licitaciones de contratos de suministro de productos y servicios.

Una iniciativa abierta
El CE/R+S está inscrito en el Registro de Asociaciones de la Comunitat Valenciana. Los integrantes del Club entienden que difundir, compartir y promover ideas y buenas prácticas es clave en la transición hace un nuevo modelo económico más responsable y sostenible. Para lograrlo, el CE/R+S desarrolla acciones en varios ejes, entre los que destacan, encuentros mensuales de buenas prácticas en Responsabilidad Social Empresarial (RSE); acciones conjuntas entre socios con impacto social y medioambiental; funciones de representación e interlocución con Administraciones Públicas, instituciones y grupos de interés, y comunicación y divulgación de las actividades y las buenas prácticas del propio club y de sus miembros en estas materias.

El CE/R+S está abierto a nuevas incorporaciones de empresas con sede en la Comunitat Valenciana o fuera de ella, siempre que desarrollen una actividad significativa en esta región. Entre los criterios de admisión están contar con modelo de negocio que apueste por la ética y la sostenibilidad de forma real y efectiva; no pertenecer a sectores excluidos, como armas o juego; publicar un informe no financiero (memoria de sostenibilidad) o comprometerse a hacerlo en los próximos dos años; no haber sido sancionada por cuestiones medioambientales o sociales, y contar con el aval de dos miembros del club.

Suscríbete a nuestra newsletter